Rincones invisibles

0
139

El Museo cuenta con rincones ocultos donde se preparan las nuevas exposiciones

El museo tiene también sus rincones ocultos, casi escondrijos. Espacios que no visitables por el público en general y algunos sólo ocasionalmente puestos a disposición de ciertos usuarios. Espacios que cumplen funciones también necesarias. El almacén, por ejemplo. O el aula didáctica, en otro orden de cosas.

Uno de estos espacios, claro, las oficinas. Pues si al público se le atiende de un modo más visible en recepción, al público se le tiende, además, casi calladamente de otras maneras. Este público está presente en todo momento. Es nuestro punto de partida y nuestra estación términi. Es nuestra motivación última -por esto está, como aquella causa final aristotélica, contemplado operante desde el principio- y el destinatario de nuestro quehacer, un quehacer que con frecuencia es un quepensar.

Ya se trabaja en el diseño de las exposiciones de la próxima temporada

Cuando llega el verano y, poco a poco, van quedando inauguradas las Exposiciones Temporales previstas para la temporada estival, queda ahí un tiempo adecuado para otro tipo de tareas. Y este tiempo el que, desde hace ya unos años, venimos dedicando -aparte las tareas cotidianas que nos apremian- al diseño del programa expositivo del año siguiente en lo que a exposiciones temporales se refiere.

Porque, a ojos vista, parece que una exposición se monta cuando empezamos a colocar las piezas en las salas, pero a nadie se le escapa que hay un trabajo previo -¡y posterior!- que arranca de la propuesta o idea primera, apenas intuición.

El verano es tiempo de planificar posibles nuevas muestras

Entre julio y agosto, reunimos las ideas para posibles exposiciones y las sopesamos. A veces, se trata de asuntos que en medio del quehacer cotidiano se nos ocurren y de los cuales tomamos nota para echarles una pensada más detenida. Otras veces, buscamos a conciencia posibilidades -es lo que hacemos con las efemérides o al hilo de la actualidad, que también inspira-. Y no pocas veces, respondemos a sugerencias que usuarios del Museo o, en general, de cultura.

Recogidas esas posibilidades -más o menos posibles- reunidas a lo largo de los meses, las sopesamos. Porque ocurre que puede una idea muy interesante pero que, a la hora de aterrizarla, veamos que no tenemos piezas o material suficiente y adecuado. Es así como elaboramos un listado de exposiciones más realista con nuestras posibilidades: desechamos unas ideas y seleccionamos otras. Así, elaboramos una lista provisional de exposiciones realmente posibles. Es la lista que presentamos a la Delegada de Cultura y que comentamos, de manera pormenorizada con ella. Le damos vueltas al asunto y vamos eliminando las que nos parecen de menor interés o las que encajarían mejor, por razones varias, en la programación de otros años. O las que, por ejemplo, vemos de dificultosa realización en un tiempo de sólo doce meses, pero no imposibles, y las posponemos.

Tras la selección llega el momento de poner fecha a cada una de ellas

Tras esta selección, viene una segunda tarea: secuenciarlas temporalmente. A veces, el criterio tiene que ver con la adecuación de las fechas: esta pega en navidades, aquella otra durante la feria, las más didácticas para el curso escolar, otras para el verano y el turisteo… Pero otras veces, la distribución en el calendario depende del material disponible o no disponible. Así, situamos temporalmente antes aquellas para las que contamos con la totalidad del material o gran parte del mismo y dejamos para los últimos meses del año aquellas otras cuyo material hay que buscar. Ocurre, a veces, que el material hallado tras el rastreo de meses no se ajusta del todo al título originariamente sugerido y entonces reajustamos dicho título para que éste -y el relato que subyace al mismo- se adecúe más y mejor a las piezas que finalmente ofreceremos al público.

Un trabajo que no se ve, aunque no pocos lo intuyan tras lo visible, realizados en unos espacios que tampco se ven: oficinas y almacenes, por ejemplo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here