Una opción vacacional que vuelve a estar en alza

0
279

El alquiler de viviendas en Chiclana de cara al próximo verano se mantiene pujante y confía en mejorar las cifras del pasado año

Uno de los mejores termómetros que mide la temperatura del ocio estival es el negocio del alquiler de verano. En este sentido, Chiclana se ha consolidado como un referente en cuanto al turismo residencial, con más de 100.000 plazas en alojamientos turísticos, incluyendo apartamentos, chalet y viviendas rurales, logrando así casi triplicar la población durante los meses de julio y agosto.

Un turismo que este año y según María del Carmen García, de la agencia inmobiliaria Beltrán y Bellido, volverá a apostar fuerte por la ciudad como destino turístico, ya que “para esta segunda quincena de junio nuestros datos son mejores que en 2020 y se aproximan a los que se obtuvieron en 2019, uno de los mejores años para el turismo en Chiclana”. En este sentido, destaca que “muchas personas, sobre todo familias, que hasta 2020 eran clientes habituales de los hoteles, optaron el verano pasado por el alquiler y después de esa experiencia vuelven a repetir”.

Las reservas para el mes de agosto se acercan al lleno completo

De cara a los próximos meses de julio y agosto, destaca que “la primera quincena de julio se está comenzando a mover aunque con lentitud. Hay muchas personas que por diferentes motivos, como por ejemplo estar pendiente de la fecha de la administración de las vacunas contra la Covid-19 en sus lugares de residencia, están retrasando reservar sus vacaciones hasta el último momento”.

Sin embargo, añade, “para la segunda quincena de julio hay muy buenos datos y se puede hablar de lleno durante todo el mes de agosto, algo que es habitual en esta zona”. Una tendencia positiva que se mantendrá durante la primera quincena de septiembre, “ya que a partir de entonces y con la reapertura del curso escolar nuestros clientes vuelven a sus lugares de residencia”.

Julio y Septiembre presentan mejores datos que los logrados en 2020

Una clientela que, como es tradicional, procede fundamentalmente de Madrid y la zona centro de España, y el País Vasco, especialmente de Bilbao, así como de otras capitales andaluzas con Sevilla y Córdoba a la cabeza. Muchos de ellos son clientes habituales que vuelven a Chiclana en sus vacaciones y que alquila generalmente por quincenas, “aunque cada vez más se buscan periodos de tiempo más cortos como una semana o diez días”.
En este sentido, María del Carmen García señala que “Chiclana es un destino turístico que siempre es muy demandado y quien viene una vez suele convertirse en un asiduo de nuestra ciudad y de sus playas. Eso es algo que se pudo comprobar el verano pasado donde a diferencia de otras localidades, se consiguieron unos resultados bastante mejores de los que todos esperábamos”.

El chalet individual sigue siendo lo más demandado

Tal y como ocurrió en 2020, el producto más demandado por quienes optan por el alquiler en Chiclana para disfrutar de su periodo vacacional vuelve a ser chalet independiente y con piscina propia, ya que “quienes se decantan por este tipo de viviendas creen que les ofrece un mayor grado de seguridad al no tener que compartir espacios con otras personas”, según María del Carmen García, aunque este año “se nota una cierta relajación y también hay una buena demanda para otro tipo de viviendas, como apartamentos turísticos, que fue un sector que costó más poder alquilar el pasado verano”.

Una preferencia que se traslada a la evolución de los precios, ya que si bien “estos se están manteniendo en lo que se refiere a los apartamentos, se ha incrementado en torno a un diez por ciento de media en los chalets, algo lógico cuando hay mayor demanda de un determinado producto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here