El MODERNO da esplendor a una calle nada NUEVA

0
93
El Moderno debe su nombre a uno de los cines más antiguos de la ciudad.

Encuadrada dentro del Barrio del Niño Jesús, la calle Nueva es una de esas calles estrechas de Chiclana que tiene un encanto especial por lo vivido en esa cuesta. En la parte superior forma perpendicular con la calle San Martín, de donde proviene el antiguo Hospital del Niño Jesús, acabando en una de las principales arterias neurálgicas del centro, la calle De la Plaza.
La nomenclatura procede tras ser ésta una de las calles más nuevas de la villa, toda vez que se habían ocupados otras como Corredera y Álamo. En el primer cuarto del siglo XX se le denomina ‘Teniente Briones’, en homenaje al militar chiclanero fallecido en la guerra de África. Para retornar al nombre primigenio “por aclamación popular” en los años 80, según nos cuenta Manuel Meléndez en su ‘nomenclátor’.

 

La Española es un punto de confluencia de muchos transeúntes que visitan el centro neurálgico.
La Española es un punto de confluencia de muchos transeúntes que visitan el centro neurálgico.
El buen comer está reñido con un exquisito servicio en las entrañas de La Bohemia.
El buen comer está reñido con un exquisito servicio en las entrañas de La Bohemia.

 

En la calle Nueva se instala el Teatro Moderno y Casa de la Cultura. El Cine Moderno, el más antiguo de la localidad, cerró en 1990 y en ese mismo solar se levantaría el edificio que es hoy, tras ser inaugurado en 1999.
Este espacio escénico vino a resolver lagunas evidentes en el panorama cultural de nuestra ciudad. A lo largo de estos años, el Teatro Moderno se ha ido consolidando, gracias a una programación rica y variada, no sólo como un lugar de referencia local, sino como un referente de la cultura en la provincia. Demostrado con la presencia de público procedente también de otras localidades más o menos próximas.
El Moderno cuenta en su puerta con una estatua del célebre chiclanero Dionisio Montero, que tanto apostara por la Cultura y la Educación en la ciudad desde su posición política.
En la misma calle se hallan tres establecimientos hosteleros muy conocidos, este el caso de ‘La Española’, cafetería y dulcería, compartida con la calle La Vega. Lugar de parada obligatoria de aquellos que suelen ir al centro a realizar sus compras. Cuesta arriba se hallan ‘La Bohemia’ y ‘En la Parra’, lugar éste último donde se suelen realizar catas y degustaciones varias, dándole a la clientela otro aliciente más para acercarse al establecimiento. En el tramo más pequeño de la calle se hallan también varias mercerías, así como parte del edificio que alberga la conocida papelería Navarro.
La calle Nueva es una de esas calles que por su estrechez y altura de edificios resulta sombría, pero dada su trayectoria y sus moradores no dejar de perder el encanto del centro histórico chiclanero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here