Hostelería y comercio, apuesta por la seguridad

0
557

Dos de los sectores más importantes a la hora de generar empleo buscan crecer en la tercera fase de la desescalada

El comercio y la hostelería local chiclanera, dos de los sectores más importantes a nivel económico y en la creación de empleo en la ciudad, han entrado en la fase 3 del Plan de Desescalada con la ampliación del aforo permitido y la posibilidad en el caso de los bares de volver a dar servicio en las barras.

Esta flexibilización de las normas no afecta sin embargo al mantenimiento de las medidas de seguridad e higiene. Un a cuestión especialmente importante en una semana en la que, tras permitirse la libre circulación entre provincias en Andalucía, se espera que este fin de semana se incremente la llegada de visitantes de otras zonas de la comunidad autónoma a Chiclana, algo muy importante especialmente para la hostelería local.

COMERCIO
La seguridad de los clientes es en estos días la principal prioridad de los comerciantes chiclaneros que han implantado todas las medidas necesarias para garantizar que acudir a estos establecimientos es algo seguro, de manera que la presencia de carteles informativos, geles hidroalcohólicos y otros elementos se seguridad e higiene se han convertido en una parte más del decorado de los establecimientos comerciales.

Así lo señala Rafael Morales, de Morales&Morvel, al afirmar que “el comercio de Chiclana está de manera mayoritaria concienciado de la necesidad de aplicar todas las medidas necesarias para garantizar la salud de nuestros clientes. En mi caso particular, además de los geles hiodroalcohólicos, ofrecemos guantes a aquellas personas que nos lo solicitan”.

Asimismo este comerciante ha señalado que “poco a poco parece que la gente se está animando a acudir a los comercios”. En este sentido,ha añadido que “hay comercios que están teniendo una reentrada más fácil que otros, ya que la suspensión de eventos como la feria, comuniones y bodas ha traído una consiguiente pérdida de posibles ventas a los establecimientos que concentran gran parte de sus ventas en estas ocasiones”.

Los geles y la cartelería informativa están presentes en todos los locales

Por su parte, Manuel Aragón, de Calzados Eloy, ha destacado que “la gente sigue un poco retraída a la hora de acudir a los comercios, creo que fundamentalmente por la limitación de aforo y, sobre todo, el miedo al coronavirus, pero poco a poco iremos mejorando”.

HOSTELERÍA
Por lo que se refiere a la hostelería, la fase 3 de la desescalada ha traído como principal novedad la posibilidad de poder ofrecer servicio en las barras de los bares y restaurantes. Una cuestión que ha sido muy bien valorada tanto por los hosteleros como por el público.
Así, José Luis Oliva, de la Peña Emilio Oliva, ha afirmado que “la verdad es que es una buena medida porque a muchos de nuestros clientes les gusta más estar en la barra que sentados en una mesa o en la terraza. Ellos mismos nos dicen que el vino de Chiclana sabe mejor cuando se toma en la barra de un bar”.

Junto a la apertura de las barras, el sector hostelero se ha visto beneficiado también con el aumento del aforo tanto en el interior como en las terrazas. Una cuestión que, junto a la posibilidad de que se puedan realizar viajes entre provincias, ha llevado a un importante número de locales a abrir sus puertas durante estos días, después de haber estado preparándose para cumplir con la normativa vigente de seguridad e higiene.

A este respecto, Patricia Frontado, de Tapería La Flamenca, ha reconocido que adaptarse a las nuevas normas “supone un plus de trabajo para nosotros porque hay que estar pendiente de limpiar las mesas y las sillas entre un cliente y otro y todo eso nos ralentiza, pero es lo que toca hacer y la gente lo entiende bien”.

Y es que una de las cuestiones en la que también coinciden comerciantes y hosteleros es en destacar la actitud de los ciudadanos a la hora de cumplir con las medidas establecidas a raíz de la actual crisis sanitaria.

Así, Manuel Aragón ha recalcado que “la gran mayoría de las personas que entran en mi zapatería vienen con mascarilla y utilizan los geles cuando lo creen necesario. Hay algunos que van sin mascarilla pero no entran y se limitan a preguntar desde fuera”. En esta misma línea, Patricia Frontado ha destacado que “al principio teníamos algo de miedo por cómo iba a responder nuestros clientes pero hasta ahora el grado de concienciación es muy alto y eso nos hace más fácil nuestro trabajo y poder así atenderles mejor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here