Productos ecológicos para sacar a familias chiclaneras del paro

0
122
El terreno consta de dos fincas ubicadas en el Pinar de los Franceses. Muriel
El terreno consta de dos fincas ubicadas en el Pinar de los Franceses. Muriel
El terreno consta de dos fincas ubicadas en el Pinar de los Franceses. Muriel
El terreno consta de dos fincas ubicadas en el Pinar de los Franceses. Muriel

Un colectivo de desempleados cultiva verduras en una parcela cedida por el Consistorio

T.A./Chiclana

Un nuevo proyecto agrícola se está gestando en El Pinar de los Franceses. Miembros del Colectivo de Desempleados Activos Chiclaneros han comenzado a cultivar verduras y legumbres en una parcela cedida por el Ayuntamiento con el fin de sentar las bases de lo que en un futuro será una cooperativa y salir así de las listas del paro.

La historia de estos doce emprendedores se remonta un año atrás, cuando el Ayuntamiento anunciaba la posibilidad de ceder una parcela municipal a un colectivo de parados que estaba dispuesto a trabajar en el cultivo de hortalizas. La cesión del terreno, dos parcelas que suman 26.000 metros cuadrados en el Pago Canaria, se produjo en el mes de agosto y ya han comenzado a sacar rendimiento a la tierra con acelgas, guisantes, habas, o cebollas. Un huerto totalmente ecológico, con una clara función social, que ya comienza a tener losprimeros clientes. El presidente del colectivo, Daniel Montero, explica que algunos puestos del Mercado de Abastos de Chiclana ya se han mostrado interesados en adquirir sus productos y ofrecerlos a todos los chiclaneros.

Aún es demasiado pronto para sacar un sueldo pero su intención es constituir una cooperativa. De hecho uno de sus proyectos más ambiciosos es la puesta en marcha de una granja de caracoles que podría llegar emplear a unas 20 personas, algo que esperan que ocurra a mediados del presente año. Para ello, la entidad está esperando cumplir los dos años desde su constitución para poder acceder a convocatorias de subvenciones.

Por el momento intentan cubrir los gastos de la compra de herramientas y un tractor a base de ayudas, donativos y gracias a los beneficios que obtienen del mercadillo que se instala en la Longuera los domingos. Ahora toca cercar la parcela y contratar a un vigilante de seguridad para lo cual han solicitado la colaboración del equipo de Gobierno. Paralelamente estos emprendedores se están formando en la cría de caracoles, una actividad novedosa y en expansión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here