Un tiempo diferente

navidad
Juan Manuel Reina
Casi sin darnos cuenta, de nuevo vuelven a colgar en nuestras calles las luces de Navidad, a sonar los villancicos y a inundarse los escaparates de los comercios de innumerables adornos que nos recuerdan que estamos en una época distinta, esa que habla de buenas intenciones, de reconciliaciones, de encuentros, de reflexión, de análisis…

No se sabe por qué, pero se produce como una especie de tregua, una tierra de nadie y de todos. Se genera un escenario en el que parecemos estar más abiertos a cosas que en cualquier otro momento del año nos parecerían un imposible.

Un ambiente que, dicho sea de paso, no estaría mal que llegara a la política para alcanzar acuerdos en esos temas que deberían ser verdadera causa de ‘Estado’. Acuerdos en favor de una sociedad en la que, también en estas fechas, se hacen más visibles las fracturas sociales, haciendo sufrir aún más a quienes menos tienen y mostrando la opulencia desmedida de quienes, unos pocos, acaparan la mayor parte de la riqueza del país.

Es por ello que en estas fechas se hace obligado poner en valor, más si cabe, las numerosas acciones que ponen en marcha muchos colectivos ciudadanos para hacer que la Navidad llegue de verdad a todas partes.

Colectivos como el Banco de Alimentos o, sin ir más lejos, la propia Asociación de Reyes Magos de Chiclana de la Frontera, que un año más, con la solidaridad de un gran número de ciudadanos, hará posible el milagro que llevan esperando desde hace 365 días los más pequeños de la localidad.

Y es que, también en estas fechas, si comprueba que la verdadera alma de toda sociedad reside en esos colectivos y personas que, intereses al margen, siempre miran más allá del plano de lo personal.

Share this...
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Dejar comentario