La catedrática de Física y Química fue la primera concejala de la democracia en el Consistorio chiclanero

0
1189

 

merC.REYES/Chiclana

La primera concejala de la democracia en el Ayuntamiento de Chiclana, Mercedes González, será nombrada esta tarde Concejala Emérita. Un nombramiento  que reconoce el trabajo de una mujer de izquierdas que siempre ha luchado por sus ideales al tiempo que se ha dedicado a lo que más le gustaba, la enseñanza. Importantes han sido también sus trabajos respecto a la coeducación y la defensa de los derechos de todas las personas.

Mercedes, catedrática de Física y Química de Enseñanza Secundaria, estuvo presente en las primeras huelgas del sector a nivel estatal en los años 70, cuando trabajaba como docente en Huelva.  En aquella época las profesoras tenían una situación difícil puesto que, si se quedaban embarazadas, podían perder el puesto de trabajo, como le ocurrió a una compañera. Mercedes recuerda que su embarazo no se notó y que cuando fue a dar a luz, tuvo que justificarlo por enfermedad y sólo le dieron 15 días. Fue entonces cuando comenzó a tomar conciencia y a querer cambiar ciertas cosas. Un tiempo después se marcha a Chiclana y su nombre se encuentra en una ‘lista negra’ por ser considerada ‘roja’,  dato que le confirmaría el director del IES  Poeta García Gutiérrez, José Antonio Rubio.

La catedrática contaba con gran prestigio y es por ello por lo que le piden que se presente a las primeras elecciones democráticas por el Frente Democrático de Izquierdas. La activista sale como única concejala, por lo que se le presenta un panorama difícil y sin apenas respaldo político. Así, le dan la concejalía de Cultura y Deportes  y, a pesar de estar apenas un año como concejala, mientras lo compaginaba con la enseñanza, saca adelante varias propuestas como la apertura de la piscina municipal de Santa Ana o los primeros pasos para la creación del Patronato municipal de deportes.

Mercedes también crea la Asociación Democrática de la Mujer junto a otras  profesoras y algunas alumnas para  “crear concienciación feminista”.  Respecto a esta cuestión dice que “el feminismo ha existido siempre, no es algo del siglo XIX, pero las historias de las mujeres que han destacado no han llegado, han sido borradas de la historia”.

A lo largo de su actividad profesional, ha coordinado varios  trabajos sobre  química, medioambiente y coeducación. Cabe destacar ‘El perfume: un ejemplo de trabajo interdisciplinar’, realizado en Tetuán, y ‘Estrategias para el fomento de la igualdad entre los sexos en la Enseñanza Secundaria’, en Tánger. Ambos galardonados con el primero de los Premios Francisco Giner de los Ríos. También escribió ‘Guía Didáctica para una Ciencia Coeducativa’. También ha querido realzar la figura de mujeres que se han mantenido en el anonimato o que han sido relegadas, como Mileva Maric. En esta exposición hay datos que revelan su colaboración en los trabajos publicados en 1905 y por los que en 1922 su esposo, Albert Einstein, recibió  el premio Nobel. Ya jubilada, sigue siendo crítica y participa en concentraciones, “te sientes con el deber de participar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here