Vecinos de La Soledad preocupados por las molestias de una vivienda okupada

0
244

basura

C.REYES/L.ROSSI/Chiclana

En el municipio existe un buen número de viviendas vacías que, bien han sido fruto de un proyecto urbanístico fallido, o bien pertenecen, en la actualidad, a alguna entidad bancaria. Estas viviendas vacías propician la existencia de casos de okupación, cada vez más según apuntan algunos vecinos.

En el entorno de la barriada de La Soledad encontramos uno de estos casos, donde los vecinos aseguran estar hartos, no de la okupación en sí, sino de las molestias y “actitudes incívicas” que protagonizan sus moradores.  “Aprovechan la luz y el agua de los edificios colindantes para beneficiarse e instalarse allí de manera indefinida, gozando de ciertos privilegios sin pagar absolutamente nada”, indica un indignado vecino de la zona.

Por su parte, desde el Consistorio se tiene constancia del caso y, según fuentes municipales, se les han puesto “placas ciegas para el uso del agua”, pero, al parecer, “las rompen”. Los vecinos se lamentan de que una vez cortados  los servicios  de luz y agua, los okupas se han encargado de conectar de nuevo la luz pero en otro lugar, “por lo que puede causar problemas tanto en el interior del edificio como por fuera, dejando a la barriada sin luz”, como indica otro de los vecinos. Además, denuncian que otro de los problemas es el ruido, así como las fiestas, la llegada continua de personas, entre ellas menores de edad, entrando y saliendo, y coches tocando el claxon. “Si pusieran la música a una hora prudente no tendríamos ese inconveniente pero suelen ponerla a deshoras, sobre las tres de la tarde o a las doce de la noche, lo cual ya resulta muy molesto”, se lamentan. También, como apuntan, a este problema se le añade el de la basura puesto que las calles que rodean a algunos de estos edificios se encuentran abarrotadas de basura, por lo que genera mal olor.

Estos vecinos, que llevan sufriendo este problema alrededor de dos años, han llegado a llamar a la Policía Local un centenar de veces, debido a la frustración y a la impotencia que sienten, y han señalado que, a algunos, este asunto les está causando problemas psicológicos. Uno de los afectados ha tratado de ponerse en contacto con el dueño del edificio, que parece pertenecer a una entidad bancaria, y que, según indica, hace ya algún tiempo que ha denunciado esta situación a los juzgados. Asegura que ya está afectando de manera directa a su casa, puesto que “por la pared que comunica con el edificio okupado están saliendo humedades.

El vecino agradece la labor de la Policía Local ya que siempre ha estado dispuesta a colaborar con ellos aunque, “para poder hacer un seguimiento a esta situación, aún tienen que ver el parte que les tiene que llegar de Urbanismo, ya que hemos elevado el caso allí por higiene y por escándalo”. Añade que “depende de los jueces no de la Policía”. Además de los vecinos, desde la Delegación de Urbanismo también se ha dado parte a la Policía Local, aunque el asunto está en los juzgados y, mientras no haya una resolución judicial, “no se puede actuar”.

Según indican los afectados, que se han interesado por otros casos similares en el resto del municipio tras hablar con la Policía Local, señalan que “la situación es preocupante” porque se está extendiendo y “cada vez hay más casas okupadas”. Se lamenta de la situación porque hay vecinos que tienen miedo a denunciar “por lo que les pueda suceder, mientras que otras personas mayores prefieren no meterse en problemas”.

Los vecinos esperan, por un lado, que la justicia actúe con mayor celeridad y, por otro, que el Consistorio ponga algo de remedio a la situación  “para evitar que lleguen problemas mucho más graves”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here