30 aniversario del Novo Sancti Petri

0
322

Este próximo verano se cumplirán 30 años de la inauguración del primer hotel de 4 estrellas ubicado en la Barrosa

Este próximo verano se cumplirán 30 años de la inauguración del primer hotel de 4 estrellas que se ubica en la Playa de la Barrosa, y en el Complejo Novo Sancti-Petri, se trata del Hotel Royal Andalus, dicho alojamiento tenía en el momento de su apertura 263 habitaciones y fue promovido por la empresa, de la familia Moll.

En la actualidad se corresponde con el Iberostar Royal Andalus y cuenta con 413 habitaciones, debido a una ampliación producida hace unos años.

Con este motivo, el Ayuntamiento está preparando un conjunto de actos y encuentros de personalidades, relevantes del sector turístico, que ayuden a difundir, aún más, en España e Internacionalmente, la capacidad y valores que aporta el Complejo Novo Sancti-Petri al sector turístico y a la sociedad, amparando y elogiando el modelo empleado en el territorio para su desarrollo como Industria Turística.

La Barrosa y el Novo son los grandes embajadores del destino Chiclana

Se pretende como fin reavivar la extensa y excelente calidad de la oferta turística chiclanera, para conseguir en el menor tiempo posible los extraordinarios números que se estaban obteniendo en los últimos años antes de la mundial pandemia que a todos nos está afectando.

Que en tan solo 30 años, Chiclana se haya convertido en un destino turístico de calidad y no solo dentro de España sino en Europa, ha sido debido en primer lugar a que tenemos la Barrosa, una de las mejores playas de nuestras costas y sin ningún vertido de aguas negras en su largo recorrido y desde luego a la buena y gran publicidad que se le ha dado a través del Novo Sancti-Petri, además del efecto del boca a oreja de los muchos turistas que han pasado por sus hoteles y han ido expresando su complacencia con el lugar elegido para sus vacaciones.

Desde luego fue una apuesta por inversores serios que apostaron con grandes inversiones por crear un destino turístico nuevo, en el sur de la Península y en clara competencia con los desarrollos de toda la costa Andaluza, Atlántica y Mediterránea.
Parece oportuno recordar aquella apuesta que además de valiente, también resultaba imprescindible para la ciudad y si se comparan la situación que vivíamos entonces con la de ahora se pueden objetivar con cifras los resultados.

En aquellos años Chiclana vivía una muy difícil situación económica

Por aquellas fechas contábamos, en Chiclana, con 43.000 habitantes y en la actualidad hemos más que duplicado su vecindario acercándonos a los 90.000. Crecimiento anormal que inevitablemente rompería los cosidos de la ciudad y ha acarreado infinidad de problemas a una administración que tenía que adaptarse a los nuevos tiempos.

Chiclana vivía una dificilísima situación en su economía, el sector primario, fundamental en la historia de Chiclana, soportaba una tremenda crisis: las salinas habían desaparecido y la agricultura soportaba una crisis que ya anunciaba con quedarse definitivamente, aunque eran 2.000 los socios viticultores de la Cooperativa San Juan Bautista, ya la Comunidad Europea pagaba importantes cantidades a los que levantaban o arrancaban la viña, la terrible realidad provocó que hoy sean solo 200 los componentes de la Unión de Viticultores.

Las huertas, siempre cercanas al casco, se troceaban, se decía entonces se repartían en pequeñas parcelas para construir, cada uno su casita. Se hacían antes las casas que las calles.

Los Astilleros de Cadiz, ya no absorbían la mano de obra de los años 60 e incluso la construcción languidecía en nuestra zona, mientras todos los lunes salían autobuses llenos de trabajadores chiclaneros para Marbella y Fuengirola.
Ante este duro panorama la desmoralización y falta de credibilidad de un futuro mejor llenaban las calles y casas de Chiclana.

La construcción del primer hotel fue un motivo de esperanza de cara al futuro

El inicio del desarrollo del Novo Sancti Petri fue para muchos chiclaneros que ya comenzaban a ver las calles, el campo de golf, el movimiento de maquinaria, grúas y albañiles, es decir, el desarrollo del Complejo, aquel verano de 1.991, cuando vieron el primer Hotel construido y abierto al público el momento en que empezaron a creer en las posibilidades turísticas de aquel entorno, del hotel todos se sentían sorprendidos de su elegante construcción y capacidad y al mismo tiempo tan bajo con solo tres alturas.

Para otros comenzaban a ir desapareciendo los periodos de insufrible angustia a cambio de serena esperanza de prosperidad de cara al futuro.

Hoy después de 30 años con el Hotel más ampliado y abierto, recuerdo aquellas mismas sensaciones, el apasionado deseo de que pase, con la mayor rapidez posible, la horrible angustia de la pandemia que estamos viviendo desde hace casi un año y que pronto vuelva la necesaria, para vivir, esperanza en un futuro mejor para tantos como la necesitan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here