Primitivo Collantes

0
337

200 años atrás sus bisabuelos llegaron a Chiclana. Fue el orígen de una de las bodegas más reconocidas

Hijo, nieto y bisnieto de bodegueros, Primitivo Collantes encarna la cuarta generación de una de las bodegas más antiguas de Chiclana, fundada hace 200 años por sus bisabuelo Tomás y Primitivo Collantes, dos cántabros que llegaron a Chiclana y “comenzaron comprando uva y luego adquirieron una pieza de bodega en la calle Ancha , donde empezaron a elaborar sus propios vinos”, recuerda Primitivo Collantes, quien destaca que “los vinos de Chiclana son distintos por la cercanía del mar, una climatología más benigna y una vendimia más tardía que en otras zonas del Marco de Jerez.

Es un vino que tiene su mercado pero también hay que saber adaptarse a las exigencias de los consumidores y evolucionar hacia lo que ellos demandan, manteniendo siempre la calidad”. En este sentido se muestra orgulloso de que todos sus caldos procedan de sus propias viñas, “de manera que cuando ponemos las palabras “vino de Chiclana” en nuestras botellas es con todas las de la ley”. Para ello, esta bodega chiclanera cuenta con 39 hectáreas de viñedos ubicados en distintas zonas del termino municipal porque, afirma Collantes, “el vino nace en las cepas y no consigo imaginar una bodega sin sus propios viñedos a la hora de poder criar unos vinos de calidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here