Antonio “El Mago”

0
720

23

“El niño del tambor” es hoy un joven de 19 años que compagina sus estudios con espectáculos de magia donde el humor y la música son los aderezos

Se hizo famoso en la tele como “el niño del tambor” con apenas once años. Sus apariciones en el programa ‘Menuda Noche’ daban buena muestra del desparpajo que derrochaba este pequeño chiclanero. Han pasado ya 8 años, hoy Antonio Serrano es un joven estudiante del doble grado de Filología Hispánica e Inglesa. Pero este chico simpático y dicharachero ha sabido sacarle partido a su don de gentes para poner en práctica su verdadera vocación: ser mago.

Reconoce que la palabra mago es la mínima expresión de todo lo que engloban sus espectáculos donde el humor y la música son los principales aderezos con los que Antonio condimenta sus trucos. “No me limito a que el público flipe con un truco y se pregunte cómo lo he hecho. Lo que yo quiero es que la gente disfrute, se ría y lo pase bien”.

Su primer espectáculo con público fue a los 13 años en el cumpleaños de su hermana. Allí comprobó que sus bromas y habilidades con las cartas dejaban boquiabierto a más de uno, por lo que decidió a dar el salto a los escenarios. En 2010 el Ayuntamiento de Chiclana le propuso hacer un espectáculo infantil en el teatro Moderno, a lo que Antonio accedió encantado, y desde entonces ha representado cinco espectáculos diferentes: ‘La magia de la Navidad’, ‘Incontenible, la vida de un mago’, ‘Con la magia no se liga’, ‘Limpiando el polvo mágico’ y ‘Despacito y con mala letra’, todos ellos siempre con fines benéficos.

Aprendió de la mano de Emilio el Mago y leyendo muchos libros de magia en varios idiomas. Aunque bebe de los maestros, su sello personal es inconfundible. Admira a Juan Tamariz y al desaparecido Pepe Carrol, este último su mago favorito porque “aunque su humor era muy básico, en la magia tocaba todos los palos”. El truco que más le gusta es la baraja invisible “pongo a prueba la imaginación del público con un final sorprendente.

Es un juego que resume muy bien mi estilo”. Cuando más disfruta sobre el escenario es “cuando la gente se queda tan flipada por el truco que ni siquiera aplaude, es señal de que están impactados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here