Archi, una asociación donde ayudan a las personas a quererse a sí mismas

0
188

11 A

T.ARIZA/Chiclana

La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Chiclana, Archi, es la más antigua de la ciudad con más de 25 años de vida. Nació en 1989 ante la necesidad de atender a un grupo de personas, hombres y mujeres, que presentaban una serie de problemas derivados de su adicción al alcohol y otras drogas.

Hoy en día realiza una importante labor en materia de prevención con varios programas en marcha entre los que destacan “¿Cómo decir No?” con charlas en los institutos para concienciar a los jóvenes, y el programa “Proyecto Luna” que es un trabajo de campo con los padres a quienes se les dan pautas sobre cómo actuar con sus hijos, especialmente en la adolescencia, ya que es la fase en la que muchos jóvenes tienen su primera toma de contacto con el alcohol y otras drogas. También tiene en marcha un programa de reinserción para jóvenes donde se les anima a retomar sus estudios y se les asesora para que se integren en el mercado laboral. “Hemos recuperado a jóvenes que estaban prácticamente desahuciados” señala su presidente José María Pastrana.

Pero sin duda la labor más importante se realiza a través de los grupos de autoayuda. Existen cuatro grupos: de iniciación, de veteranos, un grupo formado exclusivamente por familiares y un cuarto grupo en el que acuden tanto enfermos como familiares. En ellos, quienes han superado la adicción, ayudan a los recién llegados diciéndoles: “si yo puedo tu puedes”, creándose una relación de empatía que es lo que hace que estos grupos funcionen. “Lo principal es conseguir que la persona comience a quererse a sí misma y que recupere los valores perdidos” señala Pastrana quien lamenta la falta de subvenciones públicas para poder desarrollar su actividad, unas ayudas necesarias que están tardando demasiado en llegar. “Creo que a veces las administraciones no valoran la labor que realizamos”, sentencia.

Aumenta el alcoholismo por la crisis

Desde Archi se ha observado un notable aumento de casos de alcoholismo como consecuencia de la crisis. “Muchas personas se refugian en el alcohol para evadirse de los problemas” lamenta José María Pastrana. También se ha dejado notar un aumento en el número de mujeres por la equiparación socioeconómica que ha experimentado la mujer respecto al hombre en los últimos años. Por todo ello, no existe un perfil que defina, a día de hoy, a la persona alcohólica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here