Cheers

0
105

Pocos de ustedes, queridos lectores, recordarán la serie televisiva “Cheers”, que se emitía a mediados de los ochenta en televisión.

Esta exquisita comedia, en la que un exjugador de béisbol “Sam Malone” regentaba un bar de barrio, tenía una de esas bandas sonoras que nunca se olvidan, encabezada por una sintonía que rezaba algo así como “donde todos conozcan tu nombre”.

En Cheers era habitual que, al entrar uno de los clientes de toda la vida, todas las personas del bar le saludaran al unísono y por su nombre, muestra de que habían formado una circunstancial “familia”, lo que ahora llamaríamos una “unidad de convivencia”. Vaya nombre feo.

Pues para un servidor el comercio y la hostelería local es un poco eso, unos negocios en los que sus propietarios, vecinos y conocidos en su mayoría, te atienden de manera fraternal, incluso te preguntan por el resultado de un producto que te llevaste en una compra anterior o te mandan recado para un familiar.

Les hablo de los negocios de barrio, de los de toda la vida, porque llegan fechas propensas a hacer gasto en regalos y tocará decidir si queremos acudir a un centro comercial, que con sus virtudes no deja de ser un lugar donde coinciden miles de personas al unísono, o al comercio más tradicional, en principio con menos oferta (cosa que en Chiclana es incierto) pero en el que seremos tratados con el cariño que nos falta en estos días tan oscuros.
Sobra que les diga el beneficio que supone para las maltrechas economías de estos vecinos que hagamos las compras en sus comercios, ni hará falta que les explique el beneficio medioambiental consecuencia de evitar movernos en coche por media provincia, y, desde luego, no dirán que no es agradable parar a tomar un café o un tentenpié en cualquier bar del centro.

Pues todas estas razones, que entendería cualquiera, serán motivo de una campaña en la que intervienen comerciantes, hosteleros y el propio Ayuntamiento. Una campaña que, les adelanto, tiene como objeto que valoren esta magnífica oferta chiclanera y que, de alguna manera, sepan aplaudir con sus compras el esfuerzo que están haciendo para que no nos haya faltado de nada en esos días en los que era impensable trasladarse a otras localidades. Gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here