Chiclana espera rendir tributo a Gustavo Virués

0
221
Gustavo Virués, de 41 años, era abogado y practicaba la espeleología.
Gustavo Virués, de 41 años, era abogado y practicaba la espeleología.
Gustavo Virués, de 41 años, era abogado y practicaba la espeleología.
Gustavo Virués, de 41 años, era abogado y practicaba la espeleología.

Marruecos ha exigido que se practique la autopsia, ante la espera de los familiares y la celeridad que pedía el Gobierno español 

P.CH./Chiclana
Su repatriación a España era una prioridad para “paliar el dolor de las familias”, como apuntaba el Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo. Lo importaqnte era completar con celeridad todos los trámites. La autopsia a los cadáveres de los montañeros Gustavo Virués y José Antonio Martínez comenzaba en la morgue municipal de la ciudad marroquí de Marrakech, Mustafá Ahmed, uno de los responsables del recinto. Mientras los forenses practican la autopsia, Ahmed y su equipo están preparando la documentación necesaria. Varios familiares de Virués y Martínez, que dijeron encontrarse “destrozados”, se alojaron la noche anterior en un hotel cercano a la morgue municipal.

La autopsia de los dos montañeros fallecidos ha sido exigida por Marruecos, pese a que los familiares deseaban repatriarlos directamente desde Uarzazate en el mismo avión que este martes trasladó a su compañero superviviente, Juan Bolívar.

En estos días las informaciones sobre la recuperación de los restos del cuerpo del espeleólogo chiclanero, Gustavo Virués, han sido muy escasas. Afortunadamente, el pasado lunes por la noche la Guardia Civil informaba de la evacuación desde la grieta en donde se hallaban los cadáveres, tanto de Virués como de su compañero Martínez. La evacuación se llevó a cabo por los tres agentes de la Guardia Civil del Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM).

El lugar del accidente, en la Cordillera Atlas del país marroquí, es un lugar complicado de acceder. Con una longitud de ocho kilómetros y un desnivel cercano a los mil metros, se trata de un tajo con tramos de 400 metros de paredes verticales y zonas donde ambas orillas están separadas por una distancia inferior a 10 metros. A ello se une que el área del siniestro se sitúa entre los 2.200 y 2.400 metros de altura sobre el nivel del mar, es decir, estaba recubierta de nieve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here