‘Chiclana Futura’: un viaje por la historia de Chiclana

0
88
Chiclana Futura

Sebastián Saucedo, Pepe Mier, Manuel Jiménez Barrios, Ernesto Marín y José María Román debatieron en torno a la evolución experimentada por el Ayuntamiento y la ciudad a lo largo de la etapa democrática

Hay eventos, debates, presencias… que se antojan experiencias únicas y que , en apenas hora y media, nos ofrecen las claves y nos descubren esas páginas de la historia que se antojan fundamentales para entender los cambios (sociales, económicos, etc.) que, en este caso, ha experimentado Chiclana en apenas cuatro décadas. Cambios de los que han sido protagonistas principales los distintos gobiernos municipales de la ciudad y que, en un evento propiciado por El Periódico de Chiclana y 8tv, ’40 años de ayuntamientos democráticos en Chiclana’, abordaron sus principales protagonistas, los cinco últimos regidores (antes gobernó Agustín Muñoz), de la etapa democrática: Sebastián Saucedo, Pepe Mier, Manuel Jiménez Barrios, Ernesto Marín y José María Román.

Un recorrido por la historia municipal que inició Sebastián Saucedo, aludiendo a las mil y unas dificultades de una Chiclana rural.

Saucedo: “Hubo que construirlo todo desde cero, sin apenas recursos”

“Fueron tiempos muy difíciles, pero también muy ilusionantes, ya que, a diferencia de lo que sucede hoy, el Ayuntamiento apenas tenía estructura y el trato con el ciudadano era muy directo”. “Recuerdo que heredamos una situación económica lamentable y que apenas contábamos con presupuesto para dar respuesta a un pueblo que en aquel entonces carecía de todo”.

“Sin ir más lejos”, subrayó a modo de anécdota, “era el propio alcalde, es decir yo, al que le tocaba dar los vales para papillas”.

Jiménez Barrios: “Hemos dado un gran ejemplo de integración”

“No obstante, a falta de recursos, pusimos muchas ilusiones y ganas para, buscando dinero por aquí y allá, ir dando respuesta a las necesidades de una ciudad, entonces dedicada al campo y la pesca, que fue aprendiendo a andar en cada uno de los ámbitos”.
“Nos tocó”, añadió, “aprender a lo largo del camino, echando horas y horas para hacer todo lo que estaba en nuestras manos”.

Asimismo, Saucedo recordó con especial preocupación “los miedos que existían en torno al río por las inundaciones”. “Miedos atávicos que me tocó vivir con Pepe Mier y que nos costaron más de un disgusto”.

El propio Mier fue el que, allá por 1986, tomó el relevo de Saucedo, abriendo un periodo de gobierno que, según apuntó, “nos absorbió por completo, noche y día”. “En aquella Chiclana”, añadió, “apenas había salida, contábamos con unos niveles de formación muy bajos, sin institutos, y el turismo, ese que nos está dando tanto, era una quimera. Nos decían, recuerdo, que poco o nada se podía hacer con el levante”.

“De este modo, nos tocó poner las bases de la cultura, de la educación, de un urbanismo que ya estaba en el centro del debate y, con mas ilusiones que recursos, dar respuesta a las necesidades de una población que en un 80 por ciento no conocía otro modo de vida que el de la agricultura”.

“En definitiva”, destacó, “nos dedicamos a posibilitar lo posible”.

“He de reconocer”, concluyó, “que los 15 años que estuve volcado en la actividad municipal son los que más rápido han pasado en mi vida”.

Como le sucediera a él, ‘entregó’ en 1994 el bastón de mando a un compañero de filas y amigo, Manuel Jiménez Barrios, que llevó las riendas del Gobierno municipal hasta 2004.
“A mí”, explicó, “me tocó uno de los peores relevos, ya que tuve a dos grandísimos predecesores: Sebastián Saucedo, una persona de un gran orden, y Pepe Mier, creatividad en estado puro”.

“Pese a que la situación económica era la que era, dimos grandes pasos en esa idea de hacer ciudad, impulsando servicios e infraestructuras tan importantes como los puentes, el Teatro Moderno y, entre otros equipamientos públicos, los distintos centros educativos e institutos, actuaciones que me llenaron y me siguen llenando de orgullo”.

“Afortunadamente”, apostilló, “no eran tiempos de crispación política y pudimos abordar los retos que, a la postre, hicieron que Chiclana pasara de ser un pueblo a una ciudad”.
Entre los momentos más complicados de su etapa municipal, Barrios se refirió a la caída de la Cooperativa, “que dejó a muchas familias sin recursos, aunque, afortunadamente, pudieron recuperar parte de su dinero a través de la venta de terrenos que se posibilitó”.
Por otra parte, Jiménez Barrios quiso poner el acento en “lo ejemplar que resultó la integración de toda esa gente que hizo de esa Chiclana pujante su casa”. “Creo que hemos y seguimos siendo un gran ejemplo de integración, ya que no hay que olvidar que hubo un momento en el que solo el 40 por ciento de los habitantes eran nacidos en Chiclana”.
Por su parte, Ernesto Marín destacó que “a nosotros nos tocó lidiar con una época muy problemática, con una crisis que no habíamos conocido y que hizo que mucha gente que había vivido bien se quedara sin nada. Fue muy duro ver crecer las listas del paro y contemplar como muchas empresas echaban el cierre”.

“Una crisis que, obviamente, también debilitó al Ayuntamiento, sus recursos, aunque pusimos todo de nuestra parte para seguir poniendo a disposición de los ciudadanos unos servicios acordes con sus necesidades”.

“La verdad”, concluyó, “es que lo pasé muy mal al ver a tanta gente que perdió todo lo que tenía después de años de trabajo “.

José María Román, que, primero, relevó en el Ayuntamiento a Barrios y que lidera esta legislatura desde el inicio, destacó que, “tras la crisis, hemos iniciado desde el Gobierno una nueva andadura. Afortunadamente, el trabajo que se viene realizando está dando sus frutos y hemos recuperado la confianza de los inversores, como lo prueba el hecho de los nuevos proyectos que se están impulsando en materia turística”.

“Un tiempo”, añadió, “en el que el Ayuntamiento ha realizado un gran esfuerzo para estar al lado de quienes peor lo han pasado y en el que hemos logrado captar una inversión pública que ronda los 50 millones de euros”.

“Además”, concluyó, “hemos reforzado nuestro protagonismo en el sector industrial y se están dando pasos para diversificar la economía, con la aparición de nuevas actividades”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here