Chiclana vive una Pasión cada vez más completa y atractiva

0
653
Foto: María Benítez
Foto: María Benítez
Foto: María Benítez
Foto: María Benítez

Semana Grande completa la vivida este año tras procesionar, sin incidencias reseñables, las distintas hermandades y cofradías

L.R./Chiclana

En cuestión de días dará comienzo la Semana Mayor para el cristianismo y para todo aquel que vive directa o indirectamente los días de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

Durante las últimas semanas de Cuaresma se han realizado multitud de actos, cultos y certámenes que han servido de preparativos para los días venideros.

FOTO: Jaime  Bescós
FOTO: Jaime Bescós

Semana de Pasión, de sol, de gente, de intensidad, de vítores y alabanzas… de chiclaneras maneras. La pasión, muerte y resurrección de Cristo se vivió una vez por las calles de la ciudad, haciendo un pleno en las salidas procesionales de las distintas hermandades, cofradías y grupos parroquiales. El Sábado de Pasión, lejos de ser la previa a la Semana Grande, se ha convertido en un día fuerte donde las dos asociaciones parroquiales salieron a la calle a realizar estación de penitencia. Sentencia y Perdón están a las puertas de integrarse en el resto de días santos, recreándose, cuando llegue el momento, una representación cada vez más completa. La llegada de El Perdón a Santa Ana, sigue siendo uno de los momentos más mágicos de la jornada, con una ciudad iluminada a los pies del santo crucifijo. Sol y calor para recibir con palmas y lisonjas a Jesucristo Rey en su Entrada Triunfal y la Estrella, hermandad lasaliana que vive en Hormaza momentos de auténtico esfuerzo y coraje de sus respectivos costaleros.

Foto: María Benítez
Foto: María Benítez

 

Para el Lunes Santo, conmemoración especial de los 30 años de la cuadrilla costalera de Lágrimas y Esperanza. La jornada no pudo ser más hermosa y el Cristo flagelado y yacente dejando estampas en los claroscuros de la caída del sol. Sublime paso por la plaza Mayor. De igual forma que en San Telmo el dolor se vivía en el poderoso paso de Afligidos. Una representación que si bien no aparece como tal en los pasajes bíblicos, pero es una alegoría del dolor de una madre acompañando a su hijo por el camino del calvario. Cortejo que lució destacando su paso por la Capilla Santo Cristo.

Foto: María Benítez
Foto: María Benítez

En el ecuador de la semana, Miércoles Santo, el cautivo Cristo de Medinaceli hacía acto de presencia, melena al viento, por las calles. Larga penitencia, solemnidad y mesura para rezar por las almas cautivas. Jueves Santo llega y tras los actos eucarísticos la salida del Nazareno, María Santísima de los Dolores y San Juan, portando su cruz y la llegada del Santo Crucifijo de la Salud por la Madrugada. La impresionante talla en la noche mostraba el sentimiento de la muerte de aquel al que llamaban “Rey de los Judíos”.

Foto: María Benítez
Foto: María Benítez

Viernes Santo, silencio y entierro por la Soledad, sepelio santo y campanas que suenan anunciando la muerte. Una estación de penitencia correcta y cargado con mucho público. Público que también miraban los designios de la Vera+Cruz. Finalmente, resucitó Jesús en la parroquia de San Juan Bautista en un día que, si bien amenazó con mal tiempo, quedó una jornada espléndida. Semana Santa a la que le queda poco para ser una de las más completas de la Bahía de Cádiz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here