Denuncian “arbitrariedad y oscurantismo” en la cesión de la antigua sede de Servicios Sociales

0
108

 

El grupo municipal de Izquierda Unida ha expresado esta mañana su “preocupación” por “las formas del Gobierno del PSOE a la hora de ceder la antigua sede de Servicios Sociales, en la calle Frailes, al Colegio San Agustín”. A juicio del concejal Roberto Palmero, el Ayuntamiento “ha ocultado la cesión de este espacio a una empresa privada” y ha criticado que el acuerdo se haya alcanzado “de forma arbitraria y opaca por parte del alcalde, que lo ha anunciado ante los medios de comunicación una vez que ya está en uso y se han instalado los escolares”.

En relación al tema, el concejal ha anunciado que IU ya ha presentado una petición de información para conocer los detalles del acuerdo porque “nos preocupan varios aspectos, entre ellos las propias afirmaciones del alcalde en las que dice que se trata de una cesión en precario”. Para Palmero, esta decisión “nos crea bastantes dudas, a parte de que no nos parece nada serio que un Ayuntamiento llegue a este tipo de acuerdo con una empresa privada y religiosa, sin saber con qué criterio”, por eso ha asegurado que, en este punto, “parece un chanchullo más de José María Román, que continúa con su política de favores, porque no existe nada firmado al respecto”.

Además, el concejal de IU ha recordado al alcalde que su partido “apoyó la aprobación de un Código de Buen Gobierno y una moción sobre el uso de espacios públicos, en concreto para darle participación e igualdad de oportunidades a toda la ciudadanía a través del Consejo Económico y Social”. Asimismo ha señalado que “no es de recibo para la gente de Chiclana y empresas locales que se les pida un esfuerzo con la subida del IBI y la tasa de basura mientras, sin embargo, se beneficia a empresas religiosas sin un criterio claro y pasando por alto los acuerdos plenarios que ha apoyado el propio Partido Socialista”.

“No es una gestión municipal seria la de un Ayuntamiento que cede espacios públicos sin convenio, sin igualdad de oportunidades para todas las entidades que tuvieran necesidad de usarlo, ni un estudio del estado del inmueble”, ha afirmado para después recordar que sobre el edificio de la calle Frailes “llevamos años escuchando hablar de sus deficiencias y del estado en que se encuentran las instalaciones. Si ahora se habilitado para el uso de un centro educativo, alguien se habrá encargado de los trabajos de adecuación y de eso tampoco sabemos nada hasta ahora”.

Además de todas estas cuestiones, Roberto Palmero ha pedido otras explicaciones sobre el tema al equipo de Gobierno: “Queremos que nos aclaren quién se encargará de los costes de luz, agua o los propios trabajos de mejora que se hayan realizado”. Y ha finalizado expresando que el acuerdo “nos ha creado muchas dudas por la forma un tanto oscura en que se ha realizado”, insistiendo en que “no es una gestión seria la que beneficia negocios a criterio del alcalde”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here