Editorial: El curso que no cesa

0
15

Nuevo curso, nuevos propósitos, nuevas iniciativas, nuevos proyectos… Así arranca un nuevo ciclo tras las buenas cifras del verano. El paro, aunque subió en agosto, en el cómputo global de la temporada estival ha dejado excelentes resultados, al igual que la ocupación hotelera que registra datos históricos en la ciudad. Esto redunda también en la hostelería y todo lo relacionado con el sector servicios que, viendo los resultados, incide directa o indirectamente en el municipio. A partir de ahí, hay que pensar en un idilio prorrogable. Hablamos de combatir la famosa estacionalización del turismo, logrando que el resto del año los visitantes vean Chiclana como un destino prioritario.
Los nuevos propósitos llegan con el inicio también del curso político, pero no sólo a nivel local, puesto que, por tercera vez en el año, los chiclaneros se enfrentan a unos comicios, en esta ocasión generales. Diciembre es el mes elegido por la actual cúpula gubernamental, lo que nos hace pensar que durante estos tres meses, las buenas intenciones saldrán a la palestra. Para ello, los políticos de laciudad deben estar ávidos y no quedarse en la palabrería que viene “de arriba”, sino comprometer a sus superiores y que los proyectos pendientes se hagan realidad. Es la única manera de que todos salgamos ganando, apretándole las tuercas desde abajo, a los que gobiernan el país y a los que quieren gobernarlo. No obstante, esto no debe de ser excusa para dormirse en los laureles y descuidar el quehacer diario frente a la campaña nacional. Por parte de nuestro medio, que todavía no cumple un año de vida, nos comprometemos a hacer los deberes e informar con el mayor rigor posible a la ciudanía. Por ello ampliamos nuestra periodicidad, pasando de la quincena a la semana.
Así, cada jueves podrá tener en sus manos un ejemplar de nuestro rotativo mostrándole más información, más rigor y, en definitiva, más Chiclana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here