“Chiclana disfrutará de una Navidad segura este año”

0
238
José Alberto Cruz
José Alberto Cruz

El Ayuntamiento de Chiclana y los colectivos implicados en la Navidad ultiman una programación de actividades que se adapte a las necesidades de seguridad establecidas a causa de la epidemia porovocada por el Covid-19

“Chiclana y los chiclaneros disfrutarán este año de unas fiestas de Navidad seguras”, así lo afirma el delegado municipal de Fiestas, José Alberto Cruz, quien reconoce que “está siendo un trabajo difícil compaginar la necesidad de organizar una programación navideña de la calidad que esta ciudad requiere cumpliendo con la necesidad de garantizar en todo momento la seguridad sanitaria de los chiclaneros”.

Una programación navideña que está prevista que arranque el 27 del presente mes de noviembre con el alumbrado extraordinario de Navidad que en esta ocasión y a diferencia de años anteriores, no contará con un acto público oficial en la puerta del Ayuntamiento para evitar aglomeraciones. Así, señala José Alberto Cruz, “las personas que quieran ver el alumbrado podrán repartirse por las diferentes calles de Chiclana, evitando siempre las concentraciones y procurando ser todos responsables, mantener la distancia social y usando mascarillas”.

El 27 de noviembre se encenderá el alumbrado especial de Navidad

Un alumbrado especial que este año “contará con más puntos de luz y que se ampliará a las diferentes barriadas de la ciudad y que servirá como reclamo para fomentar las compras en los establecimientos comerciales locales”.

Previamente al inicio oficial de la campaña de Navidad, tendrá lugar la proclamación oficial de los Reyes Magos, en un acto que tendrá lugar el 11 de noviembre en el Teatro Moderno. A este respecto, el edil de Fiestas ha señalado que “la presencia de público en este acto dependerá de si se adoptan nuevas medidas restrictivas antes de esa fecha”.
Y es que la pandemia de Covid-19 y sus consecuencias en cuanto a limitar la actividad social, ha estado muy presente en las reuniones mantenidas por las distintas delegaciones municipales que participan de alguna manera en la programación con los representantes del tejido productivo de la ciudad, comerciantes y hosteleros, y con la Asociación de Reyes Magos de Chiclana. Así, lo señala Cruz quien asegura que “estamos comprometidos en fomentar el comercio y la hostelería local durante estas fiestas trabajando con el objetivo común de hacer posible la actividad económica con la necesaria seguridad para los chiclaneros. También estamos volcados con la labor que realiza la Asociación de Reyes Magos de Chiclana que a través de su campaña “Ningún niño sin juguete” realiza una labor social encomiable”.

“Tenemos que compaginar ocio, actividad y seguridad para la ciudadanía”

En este equilibrio entre ocio, actividad económica y seguridad, la Delegación Municipal de Fiestas reconoce que este año no se podrán llevar a cabo actividades que provocan concentraciones masivas de personas y en las que sería imposible garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad. Así, entre las suspensiones previstas se encuentra la tradicional Ruta de los Belenes, “ya que generalmente, se trata de locales pequeños, con una sola entrada y salida”. Sin embargo, el edil de Fiestas ha señalado que “quienes deseen visitar un Belén podrán hacerlo en el que se instalará en el Atrio del Ayuntamiento. Ahí sí contamos con la posibilidad de separar la entrada y la salida del público, contar con gel hidroalcohólico y controlar los accesos, salidas y el aforo mediante personal de seguridad”.

Esta posibilidad de control hace que se mantenga en principio este año la posibilidad de visitar la Posada Real, “aunque dependerá de la evolución de la pandemia y de si se amplían las restricciones actuales”.

“Las actividades que concentran gran número de público son inviables ahora”

Otra de las actividades tradicionales en la Navidad chiclanera que en esta ocasión no podrá llevarse a cabo es la “Chocolatada popular” que se venía celebrando en la Plaza Mayor, “aunque estamos trabajando con todos los sectores implicados para conseguir que se pueda llevar a cabo algún tipo de actividad gastronómica que permita realizase de manera segura”.

Por lo que se refiere al Belén Viviente. José Alberto Cruz asegura que “lo más probable es que no se pueda celebrar. Hemos estado evaluando la posibilidad de sustituirlo por representaciones en los escaparates de los comercios pero es una cuestión muy complicada”.

Algo similar sucederá con las zambombás ya que “las limitaciones en cuanto a horario y a presencia de público hace que sean inviables. En todo caso, vamos a tratar de que esta tradición se mantenga a través de videos que se podrán ver en las televisiones locales y en otras plataformas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here