Gallos

0
218

Esta misma semana llegaba una buena noticia a nuestra localidad: la próxima y esperada apertura del Centro de Salud de los Gallos, obra que ha resultado ser un auténtico quebradero de cabeza para las administraciones públicas.

Como les decía, era bien esperada esta puesta en marcha del cuarto centro de salud en la localidad, más aún para las personas que viven en las inmediaciones del litoral chiclanero. Unas instalaciones que eran entregadas por el constructor, tras la subsanación de varios problemas estructurales, el pasado mes de diciembre, y que se encontraban amuebladas y dispuestas para su recepción por el SAS desde hace algo más de un mes.

Aún recuerdo cuando el candidato de un partido, ahora portavoz en la oposición, decía textualmente que “si el centro de salud se abriera en 2020, sería un milagro”. Pues el milagro se ha obrado, querido alcaldable, el centro de salud abrirá presumiblemente sus puertas el próximo 15 de abril. De 2019.

Pero si la sanidad en Chiclana mejorará con esta medida, la salud democrática adolece, si tenemos en cuenta como nos ha llegado esta noticia. Toda una delegada territorial de la Junta de Andalucía visita la sede del citado partido de la oposición, al que por cierto pertenece, y en una comparecencia de prensa libera este anuncio institucional. Porque esta señora, Isabel Paredes, parece confundir los asuntos de partido con la vida institucional y en lugar de hacerlo por vía administrativa, de la mano del gobierno local que ha estado en la subsanación del problema, recuerda que vienen elecciones y claro, toca dejar de ejercer el cargo administrativo para postrarse en lo orgánico. Deslealtad institucional se llama esta actitud.

Y como “gallos” de pelea se vuelve a hacer uso de una esperada noticia con un fin partidista evidente. Luego llegarán los lamentos acerca de la poca credibilidad que tiene la clase política entre la ciudadanía, y aún así, apelarán a que apoyemos su lista electoral.
Se me viene a la memoria una frase del ínclito Emiliano Zapata, quien decía con bastante acierto “Quiero morir siendo esclavo de los principios, no de los hombres”, a lo que sumo, si no eres leal a las instituciones, me gustaría que me explicaran como puedes pretender ocuparlas. Salud y Sanidad.

Félix Alonso del Real

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here