No hay que bajar la guardia

0
79

Los datos acerca de la evolución de la epidemia de coronavirus en Chiclana demuestran que hemos entrado en una fase de descenso en cuanto al número de contagios, tal y como se comprueba viendo como la tasa de incidencia de esta enfermedad ha caído desde los 1.076,9 del pasado lunes 8 de febrero a los 849,1 contagios por cien mil habitantes registrados ayer.

Aunque se ha avanzado en la reducción de propagación del virus, queda mucho camino por recorrer aún

Sin embargo, esta importante rebaja, más de 227 puntos, no puede servir de excusa para una relajación en las medidas que todos debemos mantener para controlar en todo lo posible la propagación de un virus que, con la presencia de nuevas cepas más virulentas, sigue estando presente en nuestro entorno, dispuesto a aprovechar cualquier oportunidad para infectarnos. En este sentido, es de destacar que, una vez más y van ya muchas, la mayoría de la sociedad chiclanera ha sabido estar a la altura de las circunstancias y ha sabido cumplir con las medidas de seguridad. Una labor mayoritaria que, sin embargo, se ve empañada por la actitud irresponsable e insolidaria de una minoría, como lo demuestra que la Policía Local haya interpuesto desde el lunes 8 al domingo 14 de febrero 146 propuestas de sanción
Incumplir las normas es el camino más fácil para entrar en una dinámica de subidas y bajadas en la tasa de incidencia que, además de obligar a la hostelería y el comercio considerado no esencial a continúas aperturas y cierres, con el consiguiente deterioro de la situación económica y social, supondría un empeoramiento de la situación sanitaria en nuestra ciudad, por lo que queda mucho camino por recorrer todavía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here