El placer de ver aves en su entorno natural

0
214

Situado en pleno Parque Natural de la Bahía de Cádiz, sus lagunas, playas, vías pecuarias y zonas agrícolas hacen del término municipal uno de los mejores destinos nacionales para esta práctica

Chiclana ofrece multitud de posibilidades para practicar actividades relacionadas con la ornitología. Una práctica que puede realizarse durante todo el año, ya que en el término municipal pueden avistarse tanto especies autóctonas como migratorias. No obstante, el ambientólogo David Moreno reconoce que es en primavera y verano cuando son más llamativas, ya que las aves están en periodo reproductivo y lucen un plumaje más espectacular.

En la avifauna local, la estrella, sin duda, es la espátula. Una investigación científica revolucionaria demostró que estas aves hacen el salto hacia África desde la zona entre la Torre del Puerco y Cabo Roche. Así que tomando el sol en la misma playa de La Barrosa pueden avistarse un gran número de ejemplares en su viaje hacia el continente vecino.
En el Parque Natural Bahía de Cádiz, hay aves en peligro de extinción, como chorlitejos patinegros, charrancitos, águilas pescadoras, así como varias especies de ánades, cormoranes, gaviotas, garzas y aves limícolas. Siguiendo las recomendaciones de Moreno, las Salinas de Carboneros destaca especialmente por su avifauna. Entre las más llamativas que pueden observarse aquí están los flamencos y martines pescadores.

El río Iro es otro buen punto para avistar aves, resalta. Pueden verse garzas comunes, reales y especies limícolas buscando alimento en sus aguas y márgenes.

Sin olvidarnos de la importancia para la conservación de aves de las lagunas de ‘Jeli y Montellano’ y de ‘La Paja’, en las zonas de cultivo y vías pecuarias pueden verse alzacolas, petirrojos y varias especies de rapaces. Además, hay cigüeñas blancas en el Pinar de Hierro y La Espartosa (y en los campanarios de varias iglesias de Chiclana).

Y un dato curioso: Chiclana es zona de campeo de Ibis Eremita (especie en serio peligro de extinción). De hecho, es frecuente verlos en la hierba de los campos de golf del Novo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here