Póntela (2)

0
65

Entre los meses de junio y julio, 1.431 chiclaneros han accedido a un puesto de trabajo.

De ellos, 1.266 gracias al sector Servicios y fruto del aumento de la actividad empresarial de hoteles, bares y restaurantes como consecuencia de la llegada de turistas a Chiclana.

Un destino turístico que, a pesar de las dificultades y limitaciones provocadas por la pandemia, ha sabido mantenerse y volver a tirar de la economía local.

Unos datos positivos aunque insuficientes y que demuestra que quienes nos visitan nos ven como un destino seguro frente a otras localidades en lo que se refiere a la incidencia de la pandemia de coronavirus. Unos, relativos, buenos datos que se deben, fundamentalmente, a la sociedad chiclanera que, en su gran mayoría, cumple con las normas establecidas por las autoridades sanitarias, especialmente en lo que se refiere al uso de las mascarillas para prevenir posibles contagios y extender la enfermedad. Los últimos casos registrados en Chiclana y en el resto de España son un baño de realidad que nos deja dos certezas. La primera de ellas es que el virus sigue presente, esperando cualquier relajación para propagarse. La segunda es que la juventud no es sinónimo de inmunidad ni de vacuna.

La juventud no es una vacuna contra el coronavirus. Por tu seguridad y por la de todos, usa la mascarilla

Juventud y ocio nocturno se han convertido en estos momentos en sinónimos de contagios, gracias a una minoría de irresponsables o inconscientes que siguen considerando que el Covid-19 es una enfermedad propia de personas mayores.

No se trata de criminalizar o prohibir el ocio, nocturno o diurno. Todos necesitamos disfrutar junto con amigos y familiares después de un año complicado. Lo único que es necesario es usar macarillas, mantener la distancia social y las normas de higiene. Del cumplimiento de estas medidas depende que Chiclana se mantenga como un destino seguro y se pueda seguir creando empleo en la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here