Más de dos décadas de devoción y tradición

0
92

Como viene sucediendo desde hace más de dos décadas, cientos de chiclaneros se acercaron a la iglesia de la Santísima Trinidad (San Telmo) para participar en la solemne misa que se ofició en honor a San Antonio de Padua. Una celebración religiosa que, en este día festivo, vino marcada por el tradicional reparto de los panecillos de San Antonio.

“Sin lugar a dudas”, señaló el padre Alberto, ” el reparto de panecillos al que vamos a asistir hoy es un gran ejemplo de vida, ya que pone en valor la importancia de repartir y compartir con los demás”.

En un templo en el que no cabía ni un alfiler, chiclaneros, representantes institucionales y Chiclanera Mayor y su cortejo compartieron una emotiva misa, en la que la propagandística de San Antonio, Manolita Fernández, mostró su satisfacción por , “un año más, poder celebrar un acto que es fruto de mi infinita devoción por San Antonio”.

Asimismo, Manolita Fernández mostró su alegría porque, “como se comprueba hoy una vez más, además de los chiclaneros, esta fiesta es también celebrada por otras muchas personas que se han venido a vivir aquí y que han hecho de Chiclana de la Frontera su casa”.

Por su parte, el alcalde, José María Román, destacó la importancia de la celebración y subrayó las palabras del padre Alberto, “porque, sin lugar a dudas, lo mejor de Chiclana dela Frontera es su gente y porque no hay ejercicio más noble que el de compartir y repartir, algo en lo que desde lo público nos empeñamos a diario”.

Una vez finalizada la misa y bendecidos los panecillos de San Antonio (un total de 3.500), se procedió al tradicional reparto, que en esta ocasión, de forma muy ordenada, tuvo lugar en la calle La Plaza y del que participaron niños, jóvenes y mayores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here