Pintadas

0
346

17 A

FÉLIX ALONSO DEL REAL. Foto-articulista

“Gracias por quererme con lo bruto que soy”. Este mensaje goza de cierta universalidad y, aunque es muy posible que esté dirigido a alguien en concreto, todos podemos disfrutar de su presencia en una rotonda de Carboneros. Sobre todo el propietario de la balaustrada, sufridor en primera persona del acto de vandalismo que supone esta expresión de amor y barbarie, a partes iguales.
Las pintadas son así, pueden parecer extraordinarias, pero traen sus consecuencias. Cabe recordar esa de la que da fe mi querida Manuela, de ASOCUM, a la puerta de su recién constituida asociación de mujeres, en la que se podía leer “Putas. Solo queréis follar y mandar”. Tras reunirse las formantes de la citada asociación respondieron, brocha en mano y con gran acierto a mi parecer, “Pues sí. Cabrón”. Por decoro, tras una semana procedieron al borrado de esta conversación pública, como haríamos con una de whatsapp.

Y memorable debió ser la aparecida en la calle Hermano Eufrasio tras el fallecimiento del Caudillo en la que rezaba “Bien muerto está”. La casualidad hizo que este rotundo mensaje estuviera en la proximidad de una placa dedicada al propio Eufrasio a lo que los viandantes se preguntaban: “Pero qué les habrá hecho el pobre hermano para que le traten así”. Mensaje decidido con consecuencias inesperadas.

En Chiclana, todos o ninguno nos sentimos observados por “La NASA” por culpa del insensato que, aún hoy, sigue decorando paredes y escaleras con sus propias manías persecutorias. Estoy convencido de que los satélites de esta agencia espacial tienen algo mejor a qué espiar que a dos vecinas que elucubran sobre la vida amorosa de una tercera. Aunque igual no.
Sea como sea, es de bastante mal gusto teñir las paredes ajenas con asuntos propios y considero mucho más sensato, hoy en día, abrir un blog y verter sobre el mismo cuantos mensajes subversivos o amorosos construya nuestro imaginario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here