Preocupación por la subida de los índices de alcoholismo juvenil

0
262

05-sin-alcohol-2016

LUIS ROSSI/Chiclana

Hace unos días se celebraba en todo el país el Día Sin Alcohol, una iniciativa que pretende concienciar de las consecuencias que acarrea el consumo abusivo de bebidas alcohólicas. Desde la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Chiclana (ARCHI) señalaban como “preocupante” la cantidad de alcohol que ingieren los jóvenes y el aumento del consumo  en los últimos años. Esto viene corroborado con el propio Ministerio de Sanidad que, bajo un informe, concluye que  el alcohol sigue siendo la sustancia psicoactiva más consumida.

Según este mismo documento, se estima que 1.600.000 personas de 15 a 64 años (1.300.000 hombres y 300.000 mujeres) tienen un consumo de alcohol de riesgo, lo que representa el 5% de la población en este rango de edad y el 6,5% entre aquellos que han consumido en el último año. Este patrón de consumo se concentra en los hombres menores de 25 años, situándose en el 12% entre la población de este rango de edad. En relación a los consumos intensivos, se ha emborrachado, en el último año, el 19% de los españoles de 15 a 64 años; tendencia estable en los últimos años, aunque sigue en niveles elevados.

En Chiclana, desde la delegación de Salud aportan una serie de datos que vienen a complementar los informes realizados a nivel estatal. Existe un estudio, realizado hace diez años, del que se desprende que, el 91,7% de la población de entre 16 y 30 años ha probado el alcohol, (el 92,6% de los hombres y el 90,7% de las mujeres). El 15,5% ha consumido alcohol en forma de atracón en los últimos 30 días. Este patrón de consumo se concentra en el grupo de jóvenes de 20 a 29 años.

Para reducir estos índices, el Ayuntamiento coordina, con otras entidades, una serie de proyectos o iniciativas encaminadas a disminuir el consumo abusivo de alcohol. Es el caso de su colaboración con ARCHI o a nivel provincial, a través del Centro de Tratamiento Ambulatorio de Adicciones (CTA), este último dependiente de Diputación.

PROYECTO LUNA

La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Chiclana, nació en 1989 ante la necesidad de atender a un grupo de personas, hombres y mujeres, que presentaban una serie de problemas derivados de su adicción al alcohol y otras drogas.

Hoy en día realiza una importante labor en materia de prevención con varios programas en marcha entre los que destacan ‘¿Cómo decir No?’ con charlas en los institutos para concienciar a los jóvenes, y el programa ‘Proyecto Luna’ que es un trabajo de campo con los padres a quienes se les dan pautas sobre cómo actuar con sus hijos, especialmente en la adolescencia, ya que es la fase en la que muchos jóvenes tienen su primera toma de contacto con el alcohol y otras drogas.

En 2007 llegó la primera adolescente derivada desde la Delegación de Educación del Ayuntamiento de Chiclana a través del programa de Consultas Educativas. Fue atendida por el psicólogo de ARCHI Gustavo Torres, al amparo del ‘Proyecto Luna’. La adolescente mantenía una relación conflictiva con sus padres (fuertes discusiones y fugas de casa), consumo de cannabis y reiteradas expulsiones de su centro escolar. Desde su puesta en marcha, por este programa han pasado más de 300 adolescentes.

CTA

Desde el Centro de Tratamiento Ambulatorio de Drogodependencias de Chiclana, durante el pasado año se atendieron a 86 pacientes por su dependencia del alcohol. Se trata de la principal adicción según se desprende de los datos cuantitativos acerca del perfil de las personas usuarias según la sustancia consumida.

Desde la perspectiva asistencial, el eje principal o mecanismo vertebrador de los distintos programas o servicios se denomina Intervención Asistencial y tiene como características principales la atención personalizada, acogida de calidad o la implicación de los profesionales. Así lo relatan desde el mismo centro, destacando la atención personalizada de los casos con una amplia oferta de recursos y programas, tanto provinciales como supraprovinciales, los cuales se ponen en marcha en función de las necesidades y circunstancias de cada usuario.

El modelo se estructura en torno a una “acogida” de calidad, como primer elemento de conexión entre el usuario y el equipo del centro, para pasar posteriormente a una valoración diagnóstica acorde con las necesidades detectadas, que permita concluir un Plan Terapéutico Individualizado para cada usuario, donde se incluyan objetivos claros, medibles y revisables, y la aplicación de las diversas estrategias terapéuticas. Se trata de un modelo que quiere hacer hincapié en una relación terapéutica que permita realizar una correcta evaluación de las necesidades del usuario y en la utilización de sistemas diagnósticos que faciliten una mejor evaluación del paciente.

El modelo de atención propuesto es de aplicación a todas las conductas adictivas, mediante prácticas clínicas adecuadas y que aporten al proceso las recomendaciones previstas en las distintas Guías Clínicas editadas por la Dirección General de Servicios Sociales y Atención a las Drogodependencias de la Junta de Andalucía. La importancia de la implicación de todos y cada uno de los profesionales en la gestión del proceso asistencial del que forman parte, para la mejora permanente y la integración de las innovaciones.

Por otro lado, desde la propia delegación de Juventud también se llevan a cabo iniciativas que incentiven un modelo de ocio alternativo al consumo de drogas. Este es el caso de eventos sin alcohol que tienen su epicentro en el Centro de Iniciativas Juveniles BOX. El último, calificado de “rotundo éxito”, fue el denominado ‘Meeting Fest. Un total de 300 menores participaron en la disco light, mientras que casi 400 personas asistieron a los talleres y actuaciones musicales.

05-bDILIGENCIAS POLICIALES

Cabe destacar que, según los datos facilitados por la Policía Local, en lo que va de año han tendido que abrir diligencias a en 129 ocasiones, donde los altos índices del alcoholemia eran los protagonistas. Así, los meses de enero, julio y mayo registraron los índices más altos con 19, 18 y 17 casos respectivamente. Algunos de ellos relacionados con accidentes de tráfico.  Marzo y septiembre fueron los meses con menos diligencias abiertas por este asunto, siendo un total de siete en cada mes. En lo que va de noviembre se han registrado, 12 casos.

Las campañas de concienciación, la atención temprana, así como las alternativas que se ofrecen harán posible que, poco a poco, estos niveles de consumo vayan disminuyendo, máxime en una población tan vulnerable como la juventud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here