Proyecto piloto de detección de incidencias en la calidad del agua de baño

0
75

vlcsnap-2016-10-18-14h45m10s735

El alcalde de Chiclana, José María Román, ha presidido el inicio de la fase experimental del proyecto piloto de detección temprana y alerta de posibles contaminaciones de las aguas de baño en Sancti Petri. Este proyecto, presentado hace unos meses en el Ayuntamiento, ya es una realidad gracias a la  empresa Hidralia y su socio en su desarrollo, Labacua, quienes eligieron la localidad como escenario de los muestreos. En este sentido, el gerente de zona de Hidralia, José Luis Trapero, y el responsable del proyecto, José Luis Valencia, han protagonizado una demostración in situ, en la que también han participado la directora de concesiones de Hidralia, Matilde Mancha, y el responsable de Innovación de Labacua , Albert Vilar.

La iniciativa, pionera de España, tiene como principal equipamiento una plataforma flotante con sensores de monitorización on-line de calidad de las aguas. Este elemento, conocido como boya multiparamétrica, ha permitido ya durante su puesta de largo la trasmisión en tiempo real de los datos necesarios para  alertar de cualquier episodio de contaminación en el caso de que éste se produjera en el caño de Sancti Petri.

En una simulación de un posible vertido, se ha procedido al vuelo de un dron para la detección de su origen e inspección visual. De hecho, este aparato, que permite una inspección visual desde una perspectiva aérea para facilitar el origen de la posible incidencia, complementa a la plataforma flotante. Así se podría determinar la envergadura del supuesto problema, posibles trayectorias de las manchas de contaminación, afecciones a zonas costeras, etcétera. Todo ello permitiría desplegar los recursos necesarios y gestionar las alertas.

La duración de este proyecto de investigación será de dos años. El análisis de su funcionamiento permitirá determinar la efectividad del sistema para tomar las mejores decisiones en la gestión del uso de las áreas de baño, así como obtener un conocimiento detallado del comportamiento de su calidad durante los periodos de monitorización.

Las detección temprana de posibles episodios de contaminación tendrá como beneficio una mayor capacidad de acción ante cualquier riesgo sanitario, molestias. Un beneficio medioambiental y ecológico mayor si cabe en un entorno como Chiclana, cuya playa es un motor económico de primer orden. Secundariamente la calidad de las aguas condiciona la renovación de estándares de calidad como por ejemplo la BanderaAzul, Q de Calidad, ISO 14001, entre otros distintivos.

Hay que recordar que Hidralia colabora satisfactoriamente desde el año 2004 con la empresa municipal Chiclana Natural en diferentes proyectos, algunos de alto contenido tecnológico. Ahora esta investigación coloca a Chiclana como referente en el estudio de la calidad de aguas de baño.

En este sentido, el alcalde ha agradecido a Hidralia la apuesta por instalar esta boya multiparamétrica, “que nos proporcionará información real del litoral”. “Este proyecto pionero nos puede informar en tiempo real de cualquier incidencia en las aguas chiclaneras y, una vez se constate que funciona bien, se podría montar un sistema de varias boyas, con el objetivo de evitar un percance y que ningún vertido llegue a la zona de baño”, ha destacado José María Román, quien ha añadido que “se puede conocer físicamente qué es lo que hay con el dron, que maneja una empresa chiclanera”.

“Se está dando un paso muy importante para nuestro turismo, ya que se podía haber escogido cualquier otro sitio y, sin embargo, los promotores de este proyecto han optado por Chiclana”, ha expresado el regidor chiclanero, quien ha recordado que “contamos con dos depuradoras con tratamiento terciario, que no vierten al litoral y ahora apostamos por conectar muchas viviendas. Por eso, tras lo conseguido, tenemos que seguir adelante en materia medioambiental para mantener la excelencia de nuestro litoral, que se complementará con Sancti Petri”. “Por tanto, resaltar la apuesta importante que hace Hidralia para conocer datos de nuestras aguas y actuar al respecto”, ha insistido.

Por su parte, José Luis Trapero ha destacado que, “después de muchas dificultades, hemos podido poner en marcha la primera fase de este proyecto y que ya nos está dando parámetros en tiempo real de calidad del agua y nos permitirá en los dos próximos meses validar su funcionamiento continuo. A partir de ahí, el próximo año pondremos en funcionamiento durante cinco meses el sistema, que nos proporcionará información para gestionar las playas y la calidad del agua y mantener a Chiclana como un referente internacional”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here