Quédate en casa

0
242

Las medidas extraordinarias aprobadas por el Gobierno de España para hacer posible contener el ritmo de contagios del coronavirus son necesarias e imprescindibles para enfrentarnos con más posibilidades de éxito a una de las mayores amenazas contra la salud pública conocidas a día de hoy. La situación que vivimos es excepcional y merece esta decisión.

Es hora de que todos actuemos con responsabilidad para frenar los contagios por el coronavirus

Pero para que las mismas tengan eficacia es necesario que todos y cada uno de nosotros las adopte como propias, de una manera solidaria con el interés común, es decir, reducir en todo lo posible el riesgo de contagio de una enfermedad para la que no existe, todavía, una vacuna. Para ello, todos tenemos que poner de nuestra parte, porque una crisis sanitaria como la que estamos viviendo no se había visto nunca, y no se puede resolver tan sólo con la acción de los gobiernos, aunque es fundamental. Nuestra actuación como ciudadanos es determinante.

Estamos ante una pandemia que se extiende con extraordinaria rapidez provocando una demanda de atención médica masiva que, de no contenerse, puede poner en peligro nuestro sistema de salud. El cierre de establecimientos, empresas o las limitaciones a la movilidad individual son todas y cada una de ellas necesarias para que en un plazo lo más corto posible de tiempo podamos volver a la normalidad.
Son medidas sin duda duras y que repercuten no sólo en nuestra vida diaria, sino que en muchos casos conllevan la pérdida de trabajo para un gran número de trabajadores y autónomos, a los que se debe ayudar.

Todos los ciudadanos debemos tener un comportamiento individual y colectivo claro para poder superar esta difícil situación. Las renuncias e inconvenientes que conllevan están justificadas por motivos de salud pública y de interés general.
Tiempo en definitiva de quedarse en casa y actuar con responsabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here