Entrevistamos a Roberto Palmero

0
291

Roberto Palmero, coordinador de Izquierda Unida Chiclana
-Toca hacer balance del año, ¿cómo definiría lo sucedido en Chiclana en 2017?

Este segundo año ha comenzado la decadencia de José María Román como alcalde. Desde que firmó su pacto con Ganemos y garantizó los votos que necesitaba en el Pleno, el gobierno se ha relajado tanto que ha olvidado los compromisos que firmó con IU al inicio del periodo corporativo, ha olvidado esforzarse en negociar propuestas de forma democrática e incluso ha olvidado poner en marcha las propuestas que se han ido aprobando en el salón de Plenos.

-En su opinión, ¿cuál ha sido el talón de Aquiles de este año de gestión y cuál la mejor acción del gobierno?

La mejor acción ha sido la municipalización de los servicios de limpieza y ayuda a domicilio. Un compromiso que estaba incluido en el pacto de investidura con nuestra formación y para lo que hemos trabajado conjuntamente con el gobierno. Sin embargo, ahí quedó su política de izquierdas. La ausencia absoluta de participación ciudadana y de su materialización en la puesta en marcha de unos presupuestos participativos ha sido su gran fracaso. Reflejo de ello es la propia pérdida de millones a través de los fondos Edusi.

-¿Cree que en Chiclana se está haciendo efectiva la recuperación económica?

La recuperación económica en Chiclana es tan ficticia como en el resto del país. La crisis económica en este país ha sido la gran excusa para oprimir aún más a la clase trabajadora, abaratar los despidos, explotar a los trabajadores y trabajadoras y, encima, hacerlo con el beneplácito de la opinión pública. Chiclana es un ejemplo muy paradigmático de ésto: una ciudad que ha vivido de la burbuja inmobiliaria y el turismo de sol y playa. Una ciudad que no ha diversificado su actividad económica, como ha ocurrido en el resto del país, pero que, sin embargo, ve cómo los trabajadores del sector turístico y la hostelería están más explotados que nunca mientras la ocupación hotelera crece, o se mantiene en el peor de los casos.

-¿Qué opinión le merece la situación del principal documento de planeamiento de la ciudad, el PGOU?

IU votó a favor de sacar adelante este Plan General. No nos gusta, no es nuestro modelo de ciudad, pero entendimos que era necesario aunar fuerzas para que el problema de salubridad tan importante que tienen miles de familias tuviera una solución lo antes posible.

-IU ha sufrido importantes cambios, ¿en qué situación se encuentra y qué prioridades tiene?

La prioridad de IU ha sido siempre la misma: conseguir un gobierno para la mayoría social en todas las instituciones. En Chiclana seguimos esta misma línea: desde el trabajo bien hecho que hemos ido forjando estos años, desde la unión con los colectivos sociales, y desde la responsabilidad que nos ocupa, debemos luchar por cambiar el rumbo del gobierno local.

-¿Cómo definiría la acción de oposición llevada a cabo por IU y qué prioridades tienen de cara a 2018?

Creo que ha sido distinta al resto. Hemos demostrado que se puede ser muy crítico con el gobierno sin perder de vista que nuestra labor como concejales es trabajar en beneficio de la mayoría ciudadana. Nunca hemos calculado qué repercusión en votos podrían tener nuestras acciones, lo que nos mueve y nos va a seguir moviendo es que nuestras decisiones sean coherentes con nuestra base ideológica, programa y compromisos con la ciudadanía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here