“Vivir del teatro sería una de nuestras metas”

0
63

image-2015-10-31

CRISTINA REYES/Chiclana

El actor chiclanero José Luis Montiel volvió a su tierra para representar ‘Big Boy’ en el Moderno


José Luis Montiel, antiguo alumno de la Escuela Municipal de Teatro de Chiclana, volvió a subirse al escenario del Moderno para representar, junto a su compañero Mario Ruz, su último trabajo, ‘Big Boy’, obra que actualmente cuenta con gran éxito en su género.

El actor comenzó su andadura sobre el escenario con 27 años en Chiclana pero, cuatro años después, se marchó a Madrid, a la escuela de María del Mar Navarro y Andrés Hernández. Fue allí donde conoció a los compañeros con los que fundaría la Compañía de Teatro GuantuGuan, Mario Ruz y David Roldán. Tras dos años de formación presentan ‘Big Boy’, una representación de diez minutos que narra la historia dos boxeadores. “Esta obra es el resultado de muchísimo esfuerzo. Cuando estaba estudiando pensaba que hacer teatro era muy difícil pero nos dimos cuenta de que, con trabajo e ilusión, se pueden conseguir las cosas. Es un sueño hecho realidad”, señala Montiel.

En 2014 se presentan al festival Talent Madrid consiguiendo llegar a la final aunque no ganaron. La obra en un principio tenía una duración de diez minutos pero es Albert Boadella quien les recomienda que la alarguen.

A pesar de su éxito actual, Montiel explica que“la cosa, en relación al teatro, está muy mal, a menos que tengas una cara conocida, y nosotros no la tenemos. Aunque hemos tenido un buen comienzo. Económicamente no estamos ganando, lo estamos haciendo por amor al arte”. Aunque se muestra muy optimista, asegura que ninguno de los tres puede dejar su trabajo y dedicarse plenamente a la compañía de teatro. “Vivir del teatro sería una de nuestras metas, si nos dejan, aquí estaremos”. El actor dice que la sensación que tiene al regresar a Chiclana es como la de no haberse marchado nunca pero que, al mismo tiempo, “han pasado muchas cosas”. Además, agradece al también chiclanero y dramaturgo, Antonio Estrada, que le ilusionara con el teatro, “él me ha transmitido lo más importante, la ilusión por este arte, si no fuera por él, no estaría haciendo teatro”.

“Aprendes a ser lo que no eres”

El chiclanero asegura que lo más difícil de subirse al escenario es el arranque “cuando estás a punto de salir te encuentras en un estado de estrés y nervios, no sabes si salir corriendo o enfrentarte, pero, a la vez, es una sensación agradable porque haces lo que te gusta”.  Explica que después “todo va fluido” y que el compañero ayuda si hay algún desliz. Montiel destaca que uno de los aspectos más positivos del teatro es que “aprendes a ser lo que no eres. Eres capaz de jugar a ser otra cosa y para ello tienes que recopilar mucha información sobre los personajes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here