Diversidad de opiniones por el traslado del mercadillo

0
632

mer

CRISTINA REYES/Chiclana

La nueva ubicación sigue generando dudas y habrá que esperar a  que se consolide para ver si el cambio es positivo para todos los sectores


Cualquier circunstancia que genere una situación de cambio requiere un proceso de adaptación. Es lo que está sucediendo en el centro de Chiclana con el traslado del mercadillo de segunda mano que, hasta hace tres semanas, se desarrollaba los domingos en La Longuera. Aun así, y pese al movimiento que se palpa en la calle, esta nueva situación continúa generando dudas. Cabe recordar que el periodo de pruebas es de dos meses y ya han sido tres los domingos que se han montado los puestos en este lugar.

La organización del mercadillo la lleva a cabo la Asociación de Desempleados Activos, que vela por que los encargados del montaje sean personas desempleadas y se ajusten a las normas. “Nosotros gestionamos todo y somos muy estrictos”, señala el presidente del colectivo, Daniel Montero. De este modo, los artículos han de ser de segunda mano o productos artesanales elaborados por ellos mismos, situación que ha de comprobar la Policía.

El principal objetivo del cambio de ubicación es dotar de vida al centro los domingos. Como indica la portavoz del PSOE, Cándida Verdier, “el ambiente que se está viviendo en el centro  no lo conocíamos. En otras ciudades como Cádiz, Vejer yJerez existen estos mercadillos. Estamos en una situación de traspaso que se tiene que consolidar”. Además, como señala la delegada de Participación Ciudadana, Mª Ángeles Martínez, “A pesar de que el primer día la gente protestó más, ya se van  adaptando”. Aunque hay que señalar que no todos los que vendían en La Longuera están a favor del traspaso. También ha habido diversas incidencias que, desde el Ayuntamiento, ya han solucionado y otras que están tratando de solventar, como es el caso del ruido. “Vamos a cambiar la hora de carga y descarga. Están empezando a las 7 de la mañana y vamos a retrasarlo hasta las 8 u 8:30”, señala la delegada. Por otra parte, el presidente de la Asociación de Comerciantes Chiclana Centro, Carlos Arnáiz, se muestra a favor de que exista un mercadillo de segunda mano, ya que tiene un fin social, pero pide que haya “una mayor regularización, que los puestos  tengan una tarjeta de identificación y que sean prendas exclusivamente desegunda mano”.

Respecto a la hostelería, aunque hay diversas opiniones,  habrá que esperar para comprobar que esta iniciativa sea verdaderamente positiva para todos los sectores implicados.

Más demandas para instalar puestos

Según indica Martínez, para realizar el plano y ubicar los puestos en el centro, se pusieron en contacto con el Colectivo de Desempleados, quienes les informaron de que en La Longuera instalaban alrededor de 250 puestos “y no 400 como se está diciendo”, aclara. Además, “cada vez son más las personas que, en un principio, eran reacias al traslado y que ahora se quieren incorporar”. Por este motivo están estudiando la posibilidad de ampliar algunas calles adyacentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here