“Quienes trabajamos en la excavación nos quedamos perplejos al saber lo que estábamos sacando a la luz”

0
117

pepa

T.ARIZA/Chiclana

Nacida en Cádiz, pero vinculada a Chiclana desde pequeña gracias a su familia, la arqueóloga Paloma Bueno puede presumir de haber descubierto una de las páginas desconocidas, hasta ahora, de la historia de Chiclana, su origen fenicio.

Es licenciada en Arqueología por la Universidad de Sevilla (1993) y doctora en Prehistoria y Arqueología por la Universidad de Cádiz. Su relación con la historia de Chiclana viene de lejos, de hecho, obtuvo el Doctorado Internacional en Arqueología con su tesis sobre el Cerro del Castillo de Chiclana. En la actualidad trabaja como autónoma y, desde 1995, dirige proyectos de excavación arqueológica y puesta en valor de lugares de interés.

Fue en el año 2006, cuando le encargan, como arqueóloga autónoma, un trabajo consistente en delimitar el cementerio antiguo de Chiclana, en la zona del Cerro del Castillo. Durante los primeros sondeos se dio cuenta de que, bajo sus pies, había mucho por descubrir, por ello, lo que en un principio iba a ser un sondeo arqueológico, terminó convirtiéndose en una de las excavaciones más importantes de cuantas se han realizado en la ciudad.

“Quienes estábamos trabajando en esa excavación nos quedamos un poco perplejos al saber lo que estábamos sacando a la luz. Con el tiempo he valorado la importancia del yacimiento en sí y del trabajo que llevamos a cabo” señala Paloma quien no puede ocultar su pasión por su trabajo. “La verdad es que para mi, que además estoy especializada en arqueología fenicia y púnica, el hecho de descubrir un yacimiento arqueológico de esa época, inédito hasta el momento, fue bastante gratificante” afirma.

Han pasado ya diez años desde el primer hallazgo y, a pesar de que se avanzó mucho en su momento en cuanto a excavaciones, en la actualidad todo está paralizado. A día de hoy, cuando el ciudadano de a pie pasa por esta zona, sólo ve un terreno, delimitado por un muro y una valla, en cuya superficie crece la hierba, sin saber que, bajo una fina capa de arena, se encuentra el origen de la ciudad de Chiclana, las primeras casas, las primeras calles, la ciudad fenicia.

Paloma lamenta que este importante yacimiento no se haya puesto en valor por lo que su intención es conseguir que las administraciones coloquen una cubierta sobre este terreno para volver a sacar los restos a la superficie y que puedan ser visitados.

Así, movida por una gran inquietud y sensibilidad, está luchando desde entonces para dar a conocer este importante hallazgo del que hoy se puede ver una pequeña parte en una nave municipal situada en la calle Ánimas. Allí se puede contemplar lo que podría ser la cocina de una casa fenicia, restos de ánforas, pesas de redes y, ya de época más moderna, un silo medieval. La mayoría de las piezas encontradas se llevaron al Museo Provincial de Cádiz, pero in situ, además de las estructuras de las casas, se puede ver un ánfora, incrustada en la pared, y justo encima, un botellín de cerveza, de la marca Estrella del Sur, que podría ser del año 1945. “Son pequeños detalles que nos regalan las diferentes capas de tierra que se superponen con el paso del tiempo” afirma Paloma. En su afán por dar a conocer el pasado fenicio de Chiclana, Paloma creó el proyecto cultural de La Posada de Gerión, con sede en la calle La Rosa, desde donde que ella misma organiza visitas guiadas y talleres para que los ciudadanos conozcan más sobre el origen de la ciudad.

El pasado mes de mayo organizó, junto con el Ayuntamiento, una serie de actividades para conmemorar el Día de los Fenicio. Unas jornadas con recreaciones, conferencias, visitas guiadas e, incluso, un mercadillo que tuvieron mucha aceptación y contaron con la participación de numeroso público.

Cabe destacar también que, durante la pasada Feria de San Antonio, Paloma Bueno recibió uno de los premios otorgados por el Ayuntamiento, con motivo del Día del Turismo, en reconocimiento a su labor por difundir y promocionar el destino Chiclana. Para el  próximo mes de julio, la arqueóloga ha organizado un Curso de Verano sobre Arqeología, destinado tanto a niños como a adultos, donde invita a conocer el pasado fenicio y púnico de Chiclana a través de talleres de prospección, excavación, análisis de los hallazgos, dibujo, fotografía o manualidades.

Una auténtica enamorada de su profesión y ávida de transmitir sus conocimientos para que todos conozcan la importancia de esta ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here