“De Madrid al cielo pero no morirse sin conocer Chiclana”

0
156

Monica

C.REYES/ Chiclana

Mónica Ávila, conocida como ‘La Chiclanera’, desprende alegría y simpatía a cada paso que da. Es complicado sentarse a su lado sin que, al menos dos o tres personas, se paren a saludarla. Su apodo no está escogido al azar. Echando la vista atrás, Mónica recuerda  las reuniones familiares en su casa, donde se montaban buenas juergas flamencas, ya que era el lugar de encuentro para cantar y bailar. Puede decirse que allí se encuentran las raíces, “en el patio de la abuela”, donde surgieron grandes voces que hoy triunfan cantando tanto en Chiclana como en otros lugares de España. Por allí han pasado grandes artistas como Camarón y Rancapino, con quienes ‘La Chiclanera’ siempre tuvo una gran relación de amistad, ya que el flamenco era un lazo de unión. Fue en una de esas reuniones donde sus sobrinas, ‘Las Mónicas’, forjaron el grupo que derrocha simpatía en sus actuaciones por toda la provincia.

Este año, la Peña Carnavalesca Chiclanera Perico Alcántara ha querido nombrar a la cantaora Capacha del año, un galardón que se entrega a personas que tienen vinculación con Chiclana y que, en este caso, ha recaído en una artista que ha llevado el nombre de Chiclana durante décadas por los escenarios madrileños. Mónica no se esperaba este homenaje, entre otras cosas, como dice “porque es la primera vez que se hace entrega de este galardón a una mujer”. Así, ‘La Chiclanera’ ha recibido la noticia con gran ilusión y se siente muy agradecida por el premio.

La cantaora se casó y se marchó a Madrid con 21 años, donde se dedicó al mundo de la canción. Allí tuvo la oportunidad de pisar grandes salas rocieras y de visitar los alrededores de Madrid para cantar. Pronto, la artista se había hecho un nombre en la capital donde supieron apreciar su arte. Las salas se llenaban para ver a la artista, y es que, “nuestro público de la canción española, del flamenco, es muy agradecido”. Mónica llegó a cantar en varios lugares emblemáticos, cabe destacar el teatro de Toledo, compartiendo escenario con Juanito Valderrama. Y es que, ‘La Chiclanera’ siempre ha estado muy bien rodeada de personalidades del mundo del flamenco llegando a entablar amistad con Lola Flores y Perlita de Huelva. También la ciudad madrileña ha sido muy agradecida con la artista ya que ha recibido numerosos homenajes en las salas rocieras.

Así, no es de extrañar que Mónica guarde muy bonitos recuerdos de su estancia en Madrid, de donde se volvió hace ya 17 años después de vivir allí tres décadas, aunque nunca dejó Chiclana ya que, cada cierto tiempo, tenía que regresar y sentirse cerca de sus raíces. “De Madrid al cielo pero no morirse sin conocer Chiclana”, suele decir la cantaora que siempre ha hablado maravillas de su ciudad. Además, se siente orgullosa de que sus hijas, a pesar de vivir en la capital, hayan sido bautizadas en Chiclana, donde también se han casado.

La artista se siente muy agradecida con su público, ya que, cuando vuelve a Madrid, la siguen recordando y queriendo, y eso para ella, es algo muy emotivo. La cantante transmite su felicidad al recordar tantos momentos vividos encima de los escenarios. Afirma que “del cante lo más bonito es que te guste, si te gusta, te sale del corazón y entonces disfrutas” y esto se puede palpar cada vez que coge un micrófono. Aunque ya hace años que no se dedica de manera profesional al cante, de vez en cuando, ‘Las Mónicas’, sus niñas, como ella las llama, hacen que se suba al escenario para dar “unas pinceladas” y seguir disfrutando de la música.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here