“La caída puede llegar en cualquier momento, no sabes cuándo ni cómo pero puede pasar”

0
109

carlos

C.REYES/Chiclana
Subirte a un caballo y que todas las miradas estén puestas en ti, porque sabes que partes como favorito, no es fácil. Y eso lo sabe bien el jinete Carlos Díaz. La presión es incuestionable puesto que el chiclanero bien sabe que el binomio que forman él y Junco, uno de sus caballos, es inmejorable. Y es que, además de otras pruebas, con Junco ha conseguido ser, durante tres años consecutivos, en 2013, 2014 y 2015, campeón de España en la modalidad completa de equitación. En 2010 fue la primera vez que ganó esta competición con su otro caballo, Ingrato.

Carlos comienza a interesarse por este mundo a edad muy temprana ya que su padre tenía caballos desde que él era un niño. Así, Carlos se inicia montando los caballos de su padre hasta adquirir el suyo propio. A partir de los 14 años empieza a competir en Doma Vaquera, disciplina en la que estuvo varios años. Posteriormente se interesa por el Trec, Técnicas de Rutas Ecuestres de Competición, otra modalidad en la que se lleva varios años hasta que por fin, en 2004, se decide por el Completo, una combinación de tres disciplinas ecuestres; Doma, Cross Country y Salto. Una disciplina que el chiclanero considera “muy exigente”. El jinete suele entrenar en la cuadra familiar que tienen en Chiclana, donde suele pasar buena parte del día montando y entrenando. “Vengo a la cuadra por la mañana y luego, por la tarde, puedo estar aquí hasta las nueve o las diez de la noche dependiendo del día”.

Además, Carlos es también profesor de hípica de los alumnos más avanzados, “mis alumnos se presentan a campeonatos y algunos ya han obtenido muy buenos resultados en las competiciones”.

El chiclanero compite a todos los niveles “con caballos jóvenes y también con caballos más adultos para correr nacionales, y los buenos que corren en internacionales”, participando así en campeonatos de Europa y del mundo. “Yo corro todo lo que se pueda correr”, dice entre risas.

Cabe destacar que,  a nivel internacional ha ganado con su equipo una Copa de Naciones en Italia, “un título muy importante para nosotros”.

A pesar de haber sufrido algunas caídas, el jinete dice no tener miedo a subirse a un caballo pero es consciente de que la caída puede llegar en cualquier momento, “no sabes cuándo ni cómo pero puede pasar”. Aun así, Carlos disfruta cuando se sube a un caballo, ya que ocupa buena parte de su vida.

El chiclanero tiene una cita pendiente en Inglaterra, ya que le gustaría participar en el concurso de Bádminton, uno de los concursos más importantes del mundo ecuestre en el que, por diversos motivos, nunca ha podido participar. El jinete espera poder ir el próximo año, que se celebrará en el mes de mayo,  y hacer este sueño realidad. Además, para  agosto de 2017 también participará en el Campeonato de Europa que tendrá lugar en Polonia, “es el más importante que se realiza por equipos”.

Pero el jinete chiclanero tiene su mente puesta ahora en los entrenamientos para el Campeonato del Mundo de Caballos Jóvenes ya que, en un par de semanas, se desplazará a Madrid para terminar de prepararse y tratar de conseguir una nueva victoria y sumarla a su palmarés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here