“Los políticos deben patear la calle, convivir con la gente para darle una respuesta útil”

0
160

 

firma

T.ARIZA/Chiclana

Entrevista al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu

La Oficina de Atención e Información Ciudadana del Defensor del Pueblo Andaluz estuvo ayer en Chiclana, en concreto en el Centro de Servicios Sociales, en la calle Terral, para atender, en persona, las quejas y consultas que quisieran hacerle llegar los vecinos chiclaneros.

El objetivo de esta visita no era otro que el de acercar los servicios que esta institución pone a disposición de los ciudadanos con el fin de atender, proteger y defender sus derechos frente a la actuación de las administraciones públicas. En concreto las principales demandas que suele recibir esta oficina hacen referencia a problemas relacionados con vivienda, salud, educación, servicios sociales, medio ambiente, justicia y transporte público, aunque también se han recibido quejas sobre cuestiones relacionadas con los servicios de interés general, tales como reclamaciones de telefonía, entidades financieras o suministros de luz y agua.

De este modo, el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, también ha aprovechado este viaje para reunirse con representantes de asociaciones y colectivos sociales de Chiclana, con el fin de conocer, con detalle, la situación de la zona, sus principales proyectos, objetivos y aspiraciones.

Cabe recordar que la situación económica de Chiclana no pasa por su mejor momento. Tras la crisis producida por la especulación urbanística y la consecuente falta de empleo, tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, muchos son los chiclaneros que se han visto perjudicados. Máxime entre los jóvenes y los mayores de 50 años. Una crisis a la que se están poniendo medidas de carácter urgente pero que ha llevado a Chiclana a situarse en el puesto más bajo de la renta per cápita de la Bahía de Cádiz.

-Como Defensor del Pueblo Andaluz, ¿qué análisis realiza sobre la situación pteactual de las familias andaluzas?

A pesar de que las estadísticas hablan de que los grandes números de la economía están empezando a levantar cabeza, lo cierto es que esta mejoría aún no ha llegado a las familias españolas y, por consiguiente, a las andaluzas. Es cierto que están bajando las cifras del paro, pero hay que tener en cuenta que el empleo que se está creando es temporal y en condiciones cada vez más precarias. El empleo muestra una importante debilidad estructural, los salarios han bajado, hasta el punto de que un puesto de trabajo ni siquiera es una garantía para afrontar los gastos de un hogar. De hecho, a día de hoy, una familia necesita más de un salario para sustentarse. La realidad es que las familias se han empobrecido durante los años de crisis económica.

-¿Cuáles son las quejas y demandas que más les trasladan las familias andaluzas?

Cada vez nos llegan más familias que no pueden hacer frente al abono de las facturas de la luz y el agua ni tampoco al pago del alquiler de una vivienda. Se da la circunstancia de que la pérdida de un empleo causa efecto dominó ya que, a raíz de ahí, ya no se puede hacer frente a los gastos del día a día. Eso deriva en situaciones como, por ejemplo, los desahucios. En este sentido, desde la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz estamos en negociaciones con los bancos para que acepten la dación en pago y transformen las hipotecas en alquileres a precios reducidos.

A lo largo de todos estos años de crisis ¿cuáles son los derechos que, a su juicio, se han visto más perjudicados?

Sin duda los derechossociales. Creo que hay cuatro derechos fundamentales que no se les puede negar a los ciudadanos, uno de ellos es el derecho a disponer de un techo digno, otro es el derecho al acceso al agua, así como el derecho a la energía y disponer de un mínimo de renta básica o poder contar con un salario social. Para ello se hace necesario mejorar el sistema de renta básica, o subsidio, que se aplica en la actualidad.

En definitiva, que todas las familias tengan garantizado un techo, luz, agua y una mínima ayuda para garantizar la sostenibilidad. Hay que evitar la necesidad de que existan comedores sociales. Evidentemente, todo ello se podría evitar si no hubiera pérdida de trabajo. Se está dando una circunstancia muy triste y es que, una persona que se queda sin trabajo a partir de los 50 años está sentenciada de por vida, con el consiguiente riesgo de marginación para esa familia, es muy difícil recuperar el empleo partir de esa edad. Todo ello genera una pobreza cuyas mayores consecuencias las sufren los hijos. En la actualidad, en Andalucía, el 51% de las personas desempleadas han agotado todas las prestaciones y ayudas y uno de cada tres trabajadores se puede calificar como pobre.

-¿Qué papel juega la figura del Defensor del Pueblo Andaluz en estas situaciones?

Nosotros estamos en contacto permanente con el Gobierno andaluz para trasladarle las demandas que nos llegan y que entran dentro de sus competencias. La mayoría de las quejas se las trasladamos a la Consejería de Políticas Sociales. Nosotros trabajamos, por ejemplo, agilizando las ayudas derivadas de la Ley de Dependencia, agilizando las ayudas para el alquiler, para que aquellas ayudas que ya están concedidas, se abonen inmediatamente. Nosotros lo que  intentamos es quitar los obstáculos para que estas medidas sean eficaces. Del mismo modo informamos al Parlamento sobre algunos cambios que consideramos oportunos. También organizamos jornadas para informar a los ciudadanos sobre las ayudas de las que disponen y cómo tienen que realizar los trámites pasa solicitarlas. También hablamos con los interventores para que puedan agilizar todos esos trámites. Fundamentalmente nosotros venimos advirtiendo a las administraciones sobre el camino a seguir, a la luz de la realidad que se ve día a día en las calles.

-Chiclana registra la renta per cápita más baja de la Bahía de Cádiz. ¿Cómo valora este dato?

La verdad es que es un dato que me sorprende porque en la Bahía existen otras localidades que quizá no cuenten con tanto potencial, como es el caso de la propia capital gaditana. En el caso de Chiclana, pienso que el sector turístico es muy importante y todo hace pensar que le aporta cierto músculo económico que pueda sostener su economía. Es sin duda un dato preocupante que habría que analizar y me comprometo a ello.

-¿Qué mensaje traslada a los representantes políticos en base a la descomunión que existe, a día de hoy, entre la clase política y el ciudadano de a pie?

Creo que ellos, los políticos, son los primeros interesados en que la crisis económica acabe y que la situación mejore. Está claro que, en estos años, se ha abierto una brecha social como consecuencia de la crisis, cada vez los pobres son más pobres y los ricos son más ricos. No se entiende cómo una crisis que ha afectadoa todo el país, no ha tenido las mismas consecuencias para todos.

Los políticos tienen que saber leer la calle, saber leer lo que la gente demanda. Si la gente está pidiendo una serie de cosas, la clase política lo debe recoger, ellos no pueden ir en contra del entorno. El ciudadano sólo percibe reproches de un partido a otro y no identifica mensajes reales que les aporten soluciones.

Por tanto, yo les diría a los políticos que hagan el favor de salir a la calle, de hablar, de convivir con la gente para dar una respuesta útil. Hay que conocer el sufrimiento de la gente, de aquellos que no tienen guarderías para sus hijos, de quienes tienen que acudir a comedores sociales, de quienes no pueden llevar a sus hijos a actividades extraescolares porque no hay dinero, de quienes llevan tres años en paro y no tienen ayudas. Sólo cuando los políticos conozcan esa realidad, pateándose la calle, y adopten otra forma de trabajar, serán mejores políticos y podrán recuperar la comunión con la sociedad.

-¿A dónde deben dirigir los ciudadanos sus quejas o consultas?

Los ciudadanos que estén interesados en contactar con nosotros pueden hacerlo en la web www.defensordelpuebloandaluz.es, en la dirección defensor@defensordelpuebloandaluz.es o por teléfono, en el 954 21 21 21.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here