Un trabajo que se paga con la sonrisa de muchos niños

reyes

C.REYES/Chiclana

Repartir sonrisas es la misión de muchos voluntarios que colaboran de manera altruista para regalar ilusión a los niños de Chiclana. De ahí la importancia de la campaña ‘Ningún niño sin juguete’ que organiza la Asociación Reyes Magos. Cabe destacar que son muchos los jóvenes implicados en esta causa que cumple 25 años ayudando a las familias chiclaneras más necesitadas.

Además, en agosto de este mismo año, se ha constituido la asociación juvenil ‘Cincodeluno’ para seguir colaborando con la Asociación Reyes Magos aunque “de una manera más independiente”, como indica su presidente, Adrián Cobeña, que este año ha sido nombrado Cartero Real por su labor solidaria y que lleva participando en la campaña ‘Ningún niño sin juguete’ desde 2006.

No obstante, como explica, esta labor se hace gracias a todas las personas implicadas, a los voluntarios y a los distintos colectivos que participan en la campaña, que son los que les proporcionan la información de los niños para que hagan las bolsas individualizadas que contienen un chándal, unos zapatos, juguetes y chucherías.

El día 2 de enero es cuando suelen tener las bolsas preparadas y llaman a los familiares para que las recojan en la nave donde organizan y preparan todo. “Cada año parece que no va dar tiempo pero al final siempre lo conseguimos. El 5 de enero es un día en que hacemos felices y realidad los sueños de los niños.”.

Además, en ocasiones, son ellos mismos los que van a las casas de las familias vestidos de Reyes Magos para obsequiar a los menores con sus regalos. Cobeña se emociona al recordar el primer año que participó vistiéndose de Rey Baltasar ya que, “tras ver la cara de ilusión de los niños, la madre me preguntó qué nos debía, le dijimos que nada, que disfrutara con sus hijos y jugara con ellos. Ella no entendía cómo había personas que, sin conocer a los niños, se prestaban para ayudar a sus hijos y hacerlos felices. Nos lo agradeció eternamente y entonces comprendí que esto debía ser mucho más de lo que yo creía”.

Cobeña destaca la implicación de los niños con la asociación ya que empiezan a ayudar con 13 años y están muy concienciados con la causa. “Ellos son el motor de todo esto”. Además, agradece la colaboración de muchas empresas que hacen donaciones anónimas. “Cuando se trata de niños, la gente colabora”.

Cabe destacar que son muchas las actividades en las que estos jóvenes se involucran, organizando exhibiciones de zumba en la playa, rifas o conciertos de villancicos. También colaborarán el próximo 9 de diciembre en la Gala Benéfica de Radio Chiclana entre otras actividades. Así pues, la recompensa de estos voluntarios movidos por la solidaridad es ver las caras de felicidad de los niños y saber que están cumpliendo los sueños de tantas familias chiclaneras.

Share this...
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Dejar comentario