“Al final, muchas de las letras que tenía guardadas han terminado en canciones”

man
C.REYES/Chiclana

David Manito es un artista que siempre se ha sentido atraído por la música pero que nunca se había imaginado sacando un disco en el mercado. Gracias al negocio familiar de sus padres, poco a poco se ha ido dando a conocer, ya que junto a su hermano, organizaba en los chiringuitos noches de conciertos y karaokes. ‘Déjame contarte’ es su primer álbum que ha salido a la luz a finales de septiembre y con el que se siente muy satisfecho.

El viernes 20 de enero actuará en el Centro de Iniciativas Juveniles Box a partir de las 19:00 horas, tratándose de una actuación benéfica ya que donará una parte a la Fundación Ana Bella, Red de Mujeres Supervivientes. El coste de la entrada es de cuatro euros si se compra de manera anticipada, o de cinco euros, si se adquiere en taquilla.

-¿Cómo son sus comienzos?

He compuesto desde niño pero no pensando que fuera música. Me gustaba escribir lo que se se me venía a la cabeza o cosas que no era capaz de decirle a nadie. Era como una especie de diario.  Pero lo que escribía se quedaba para mi intimidad. Yo cantaba en karaokes y poco más. A través del negocio de mis padres me he ido rodeando de personas vinculadas con la música, he conocido a gente que producía ya de una manera profesional. Al final, muchas de las letras que tenía guardadas han acabado en canciones.

– ¿Cómo definiría su primer disco?

Muy bonito -risas-. ‘Dejame contarte’ es un disco que habla de mí, siempre he escrito  mis vivencias. De niño las canciones eran más tontas sin mucho sentido pero ya con la madurez y la experiencia se escribe sobre cosas más importantes. De hecho, he escrito sobre pérdidas de seres queridos o nacimientos de hijos míos. El disco cuenta vivencias.

– ¿Alguna canción en especial?

La primera que grabé en un estudio, ‘A la deriva’, que cuenta la pérdida de mi primera mujer. Me quedé viudo muy jovencito. Cuento cómo me sentía en esa mala época. Ella fue la que me motivó para seguir escribiendo. Parece mentira que una cosa tan fea y triste te invite a hacer lo que estoy haciendo ahora.

– Su estilo recuerda a Alejandro Sanz…

Tengo un cierto parecido en el tono de voz. Cuando actuaba en los karaokes cantaba canciones de él. También de Manuel Carrasco o de Antonio Orozco. Es cierto que siempre se me ha identificado con el estilo de Alejandro Sanz,  incluso con la manera de componer en sus comienzos. Me ha traido incluso algún problemilla porque me han catalogado como imitador. He recibido ese tipo de quejas pero, por otro lado, para mí es un placer que me comparen con él.

-¿Se ha encontrado con alguna dificultad a la hora de grabar el  disco?

No, porque todo ha ido surgiendo a través de ir conociendo a gente. El problema de grabar un disco, evidentemente, es la cuestión económica pero también mis padres me han ayudado. Yo por mí mismo no hubiese podido. Hacer un disco vale dinero. He perdido tiempo familiar aunque mi familia me ha apoyado. Así todo es más fácil.

– ¿Es difícil darse a conocer?

Es muy complicado. A través del negocio de mis padres soy un poco más conocido en San Fernando, ya que este negocio lleva el nombre que llevo yo en el disco, mi apellido, ‘Manito’. También estoy muy agradecido a los medios ya que han jugado un papel bastante importante. No me puedo quejar. Además, en Chiclana se portan espectacularmente conmigo. También, después de haber tenido los temas a través de Redes Sociales, a raíz de una amistad con un locutor de Alicante me metió en radios locales, y  a partir de ahí he estado sonando en Latinoamérica. Tengo clubs de fans en Chile, Ecuador, México.


-¿Qué estilos prefiere?

Escucho de todo, depende del momento. Ahora estamos escuchando reggae y es perfecto para este momento. Pero es verdad que con lo que más me identifico es con el pop. También me gusta el flamenco. Me gusta porque soy de aquí aunque es verdad que me gusta más un flamenco tipo el Barrio, más flamenco pop o rockero.

– ¿Le gustaría vivir de la música?

Claro que me gustaría, me siento muy lleno. He empezado a experimentarlo tarde pero las sensaciones que uno tiene  al subirse al escenario es increíble. Cuando la gente ya te va siguiendo, cantan tus canciones…

Dejar comentario