“Ningún niño sin juguetes’ es uno de los mayores ejemplos solidarios de la sociedad chiclanera”

juguetes
Apenas falta un mes para que, como viene sucediendo desde tiempos inmemoriales, se vuelva a producir uno de los ‘milagros’ más esperados del año por los niños, la gran noche de los Reyes Magos. Una noche mágica en la que, independientemente de condiciones sociales y situaciones familiares, los más pequeños de la casa verán cumplidos gran parte de sus sueños.

Sueños que, en buena medida, se harán realidad gracias a uno de los ejercicios de compromiso y solidaridad más destacados de la sociedad chiclanera, muy en particular de la Asociación de Reyes Magos. Su nombre, ‘Ningún niño sin juguetes’.

“No cabe duda de que hablamos de un importante y continuado trabajo, de horas fuera de casa y de esfuerzo por parte de un gran número de personas, pero saber que ningún niño de Chiclana se va a quedar sin juguetes lo compensa todo”, manifiesta Juani Verdugo, miembro de la asociación.

“Es cierto que se atisba cierta mejoría y que, afortunadamente, las necesidades cada vez son menores, pero aún sigue habiendo muchas personas que carecen de recursos para poderles comprar regalos a sus hijos y ante eso”, subraya, “no podemos quedarnos parados”.

Juani, que resalta el “extraordinario compromiso” de la sociedad y el empresariado local con la causa”, apunta que este año llegarán a mil niños.

“Fruto de esa mejoría local”, explica, las necesidades de este año pasaban por atender a unos 900 niños (el año pasado se llegó a los 1.400), pero hemos decidido ampliar la franja de edad de 2 a 13 años y, finalmente, serán 1.000 los niños que se beneficiarán de esta inicitiva”.

Si bien es cierto que el grueso/núcleo de la campaña recae en una treintena de miembros de la asociación, Juani destaca el “gran trabajo que hacen los 70 voluntarios (estudiantes) que se encargan de leer una por una las mil cartas para ir a comprar el mayor número de juguetes que piden los pequeños y, de este modo, cumplir la mayor parte de sus sueños”.

Sin lugar a dudas, una acción social que representa el verdadero espíritu de la Navidad.

Share this...
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Dejar comentario