El gran oasis de salud de Chiclana

0
321
Balneario de Fuente Amarga

Una temporada más, el Balneario de Fuente Amarga ofrece a sus usuarios una gran variedad de tratamientos de salud y belleza que encuentra su inspiración en sus curativas aguas sulfurosas

Dijeron en tiempos pasados que sus aguas, las del manantial de Fuente Amarga, eran milagrosas y que lograban curar numerosas enfermedades, siendo objeto de multitud de visitas de quienes, de aquí y de allá y perdida toda esperanza, acudían al lugar en busca de alivio y cura.

Milagrosas o no, lo cierto es que a través del tiempo se comprobaron las cualidades curativas reales de estas aguas sulfurosas, dando paso a la construcción del que hoy por hoy es el gran oasis de salud de Chiclana, el Balneario de Fuente Amarga.

Un amplio equipo médico supervisa y asesora cada uno de los tratamientos

Centro que, desde hace más de un siglo (abrió sus puertas en 1803), es referencia destacada en tratamientos convencionales contra el dolor, afecciones reumáticas, respiratorias y dermatológicas, además de una magnífica instalación en la que se cultivan la belleza y la relajación.

Servicios que la dirección del Balneario de Fuente Amarga ha ido mejorando e innovando a través de los años en favor de los numerosos clientes (cada vez más numerosos) que temporada tras temporada acuden a sus instalaciones para mejorar su salud y belleza y a los que ha vuelto a abrir sus puertas.

Así, fiel a su filosofía, el Balneario de Chiclana ha levantado su telón con una amplia oferta de tratamientos que son coordinados y revisados por un completo equipo de profesionales médicos.

De este modo, vuelve a poner a disposición de sus usuarios su amplia gama de técnicas termales como la dermatológica, enfocada al acné, psoriasis, dermatitis atópica, dermatosis víricas y bacterianas (impétigo, herpes, etc.) y dermatosis que cursan con prurito (picor); reumatológicas y traumatológicas, para la artrosis, artritis reumatoide, esteoporosis y tendinitis; respiratorias, enfocada a las alteraciones de vías respiratorias altas y bajas (rinitis, faringitis, bronquitis) y procesos alérgicos; además de tratamientos contra el estrés, la ansiedad, curas de descanso y relajación.

Oferta a la que añade los baños de aguas durmientes, inhalación, chorro a presión, ducha nasal, presoterapia, fango verde y lodo de algas marinas.

El Balneario mantiene su compromiso con el termalismo social

Asimismo, el Balneario de Chiclana pone a disposición de su clientela una amplia gama de masajes, como relax, para desconectar y liberar tensiones; reflexología podal, masaje de pies en el que se estimulan determinados puntos para tratar diferentes zonas del cuerpo, induciendo además al bienestar y relajación; drenaje linfático, indicado para personas con retención de liquido y fisioterapéutico, destinado a corregir, mejorar o curar una lesión muscular provocada por malas posturas, práctica de deporte.

TERMALISMO SOCIAL
Por otra parte, el Balneario de Chiclana abre sus puertas al denominando termalismo social, que desarrolla a través del INSERSO.

Dicho programa ofrece los siguientes servicios: Alojamiento y manutención en régimen de pensión completa y en habitaciones dobles de uso compartido en el Hotel Fuentemar; tratamientos termales básicos, que incluyen la prescripción del tratamiento por el médico de nuestro balneario, la impartición del tratamiento termal que, en cada caso, haya prescrito el médico y su seguimiento médico; realización de actividades de animación y póliza colectiva de seguro turístico.

Concretamente, esta temporada el Balneario de Chiclana oferta a los usuarios plazas de turnos de 12 días (once noches) de duración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here