“Chiclana es referente por la calidad de sus colegios, institutos y profesionales”

0
156
SONY DSC

SONY DSC

T.ARIZA/Chiclana

Cristina Saucedo. Directora General de Participación y Equidad

La chiclanera habla con orgullo de su ciudad, de la que fue concejala de Juventud, etapa durante la cual se puso en marcha un estudio pionero, en colaboración con la UCA, que evaluaba la política juvenil y en el que participaban todos los sectores

Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación, ha sido profesora de Secundaria, especializada en Psicología-Pedagogía. Desde julio de 2012 ocupaba el cargo de delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte en Cádiz. Anteriormente fue directora general para la Igualdad en el Empleo y contra la Discriminación del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Desde hace unos dos meses es directora General de Participación y Equidad en la Consejería de Educación en Sevilla.

-¿Qué valoración hace de las competencias que le otorga este nuevo cargo?

Como docente y orientadora supone un gran reto y una oportunidad para mejorar el sistema educativo, con la fortaleza de quien cree en la educación como instrumento para transformar la sociedad. Una fortaleza que crece en proporción a la responsabilidad del cargo que ocupo, desde el convencimiento de que educar puede que sea la tarea más compleja de nuestra sociedad, pero, sin lugar a dudas, la más satisfactoria e ilusionante. Esta dirección general representa las señas de identidad del sistema educativo andaluz: la equidad y la igualdad de oportunidades. Coordinamos todo el sistema de Becas y ayudas al estudio, la gratuidad de libros de texto, la orientación educativa, la atención a la diversidad o el fomento de la  participación de Ampas, asícomo combatir el absentismo y el fracaso escolar, entre otros temas.

-¿Qué programas, en esta materia, considera más acertados?

Todos los programas que se desarrollan en la actualidad en nuestras escuelas son importantes y necesarios porque se sustentan en tres premisas fundamentales: la búsqueda de la calidad y la excelencia formativa, el fomento de la participación y el consenso de que la educación pública debe ser una educación inclusiva. Un ejemplo es el Plan de Refuerzo, Orientación y Apoyo que contemplan actuaciones de acompañamiento escolar, lingüísticas para alumnado inmigrante, atención domiciliaria, las residencias escolares, las aulas hospitalarias, el apoyo a las familias andaluzas a través de las aulas matinales, comedores, actividades extraescolares o el transporte escolar gratuito. Uno de los programas con mayor implementación es la Red Escuela Espacio de Paz, los planes de convivencia en cada centro, protocolos de actuación ante el acoso escolar, la violencia de género, maltrato infantil, agresión al profesorado o uno, pionero en España, como es el de identidad de género.

-¿En Chiclana existen centros de referencia que dispongan de estos programas y estén funcionando con éxito?

En Chiclana, todos los centros cuentan con algún programa de la Consejería, gracias a la magnífica labor que realizan los docentes y la  participación de las familias. Tenemos centros con comunidades de aprendizaje, programas europeos como el Erasmus Plus, centros pioneros y premiados a nivel internacional por sus enseñanzas bilingües, buenas prácticas de Convivencia,  el programa Profundiza, los buenos resultados de las enseñanzas de adultos, idiomas y artísticas.  Nuestra localidad es referente por la calidad de sus colegios e institutos y por sus grandes profesionales,  con verdadera vocación de servicio público.

-¿Qué experiencia guarda de su etapa como docente?

Mi primer destino fue Chauchina (Granada) donde comencé con 24 años y a partir de ahí, en Almería, San Fernando, Vejer, Algeciras y Chiclana donde estuve un curso en el IES Fernando Quiñones y dos cursos en el IES  Ciudad de Hércules. Es muy gratificante para una docente encontrarse a alguno de tus alumnos que te recuerden con cariño y comprobar que son buenos profesionales pero, sobre todo, buenas personas. Un maestro no sólo imparte ciencia y oficio, sino que, desde su honestidad, siembra sabiduría, además de intentar comprender y saber explicar y enarbolar la bandera de la libertad, de la autonomía. Como diría Giner de los Ríos: “El arte de enseñar, es el arte de seducir. No se enseña, se contagia y se seduce a través de las palabras”.

-¿Considera que el sistema educativo actual tiene asignaturas pendientes?

En estos años, se ha avanzado mucho y sólo bastaría con preguntar a aquellos maestros y maestras que se incorporaron en los años 70 a la escuela, cuando nuestra tierra acumulaba muchos déficits y retrasos. Y, entre todos los retrasos que se abonaban y permitían, el más lacerante era el que tenía que ver con el nivel educativo. Qué enorme esfuerzo se ha realizado, han realizado, en estos años. Cuánto camino hemos recorrido para que tantos abuelos analfabetos hayan podido abrazar a sus hijos universitarios. El cambio en el nivel formativo de los andaluces y, de forma especial de las andaluzas, es uno de los más profundos de los experimentados en Andalucía y queremos que siga siéndolo. Sin marcha atrás. Para ello, necesitamos seguir mejorando, fomentar la participación de toda la comunidad educativa, más valores y conciencia social, necesitamos investigación e innovación educativa, más tradición evaluadora de nuestra praxis docente, apuesta por la Formación Profesional, formación dual y centros integrados, nuevas tecnologías y, todo ello, con la restauración del prestigio de la función docente, puesto que son los mejores recursos del sistema educativo.  Además, es indispensable para avanzar, un Pacto por la educación y retirada de la LOMCE, puesto que no cuenta con el apoyo de ningún sector de la comunidad educativa.

-¿Cómo se puede mejorar la empleabilidad de los jóvenes?

Debe ser un objetivo común de toda la sociedad, desde la escuela pasando por las empresas, organizaciones sindicales, otras administraciones publicas, medios de comunicación. Pero indudablemente, debemos seguir las recomendaciones de la Estrategia Europea 2020: más  emprendimiento, valores, adaptar la oferta de la formación profesional a las demandas del mercado de trabajo, innovación tecnológica, la cultura del esfuerzo.

¿De qué logros conseguidos durante su etapa en el Ministerio de Igualdad se siente más satisfecha?

Fueron muchos los logros alcanzados que hicieron de nuestro país un referente en políticas igualitarias. En primer lugar, la inclusión de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en la agenda política, con la creación del propio Ministerio de Igualdad. En segundo lugar, en aquellos años, se consiguió la igualdad legal y, para ello, tenemos que recordar que la primera norma que aprueba el gobierno de Zapatero en 2004 fue la Ley Contra la Violencia de Género, dejando de ser un problema doméstico para ser un problema social, pasando por la Ley de Igualdad, la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, hasta la Ley de Titularidad Compartida para las mujeres rurales. Pero no sólo hubo un marco normativo sin precedentes en esta materia, sino muchas medidas que perseguían la igualdad real y efectiva, como la puesta en marcha de los juzgados específicos contra la violencia de género, planes de igualdad en las empresas, formación en todos los ámbitos de la vida social, política y cultural, la creación de unidades de igualdad en las Universidades, el informe de impacto de género de los Presupuestos Generales del Estado y un largo etcétera que, lamentablemente, han caído en el olvido del actual Gobierno de Mariano Rajoy, dando así un gran paso atrás.

-También fue concejal de Juventud en el Ayuntamiento de Chiclana de 2004 a 2007 ¿Cómo valora esa etapa?

Mi primer contacto con la política fue desde el municipalismo. Entré a formar parte de la Corporación Municipal con 25 años siendo la más joven en aquel momento. Con la perspectiva del tiempo, comparto mi opinión con los que dicen que es necesaria la experiencia municipal para entender el verdadero valor de la política, por su cercanía con la ciudadanía y por el conocimiento de la gestión pública. En ese período elaboramos con la UCA el estudio “Chiclana 16/30, proceso de evaluación institucional de la política juvenil de Chiclana”, que fue pionero por su transversalidad y participación de todos los sectores. Al mismo tiempo, fuimos mejorando las instalaciones para nuestros jóvenes, como el centro Box o la Casa Brake, la revitalización del Consejo Local de juventud o la declaración de Municipio Joven.

¿Cómo puede trabajar en beneficio de Chiclana desde su nuevo cargo en la Consejería?

Poniéndome siempre a disposición de la comunidad educativa. Como Delegada Territorial de Educación, conseguimos mejorar las infraestructuras de Centros como Isabel la Católica, la Barrosa o  el IES La Pedrera Blanca, la implantación del Bachillerato en todos los institutos, el nuevo ciclo formativo de Educación infantil en el IES Huerta Rosario, el aumento de líneas bilingües o aulas específicas de educación especial. Todo ello con mi agradecimiento a los docentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here