El ciclo de cine marroquí vuelve a pedir paso

La delegada de Cultura, Pepa Vela

La segunda edición, que se inició ayer en la Fábrica de la Luz, se prolongará hasta el mes de diciembre

La película ‘Heavan’s Doors’ abrió ayer la segunda edición del Ciclo de Cine Marroquí, una cita que se desarrollará entre los meses de noviembre y diciembre en las instalaciones del Centro de Talleres, Oficios y Manualidades Fábrica de la Luz. Esta nueva edición contará con un total de tres sesiones, en todas ellas la entrada será gratuita hasta completar el aforo y todas darán comienzo a las ocho de la tarde.

una cita que se desarrollará entre los meses de noviembre y diciembre en las instalaciones del Centro de Talleres, Oficios y Manualidades Fábrica de la Luz

La segunda de las sesiones se desarrollará el próximo 29 de noviembre y la protagonizará ‘Mimosas’, que es un película de Oliver Laxe, en la que una caravana atraviesa las montañas del Atlas marroquí con la misión de conducir al patriarca moribundo al pueblo donde nació, en el que espera encontrar al fin reposo. El viaje se presenta lleno de incógnitas, pero Ahmed y Saïd, dos buscavidas, aseguran conocer el camino.

En otro lugar, quizás en otra época, Shakib, bufón entre los taxistas, es reclutado con la encomienda de vigilar la caravana y asegurar que la viuda del patriarca vea cumplida la promesa de la tribu. Desorientados, tendrán que superar la nieve, la persecución, el asalto y el rapto, pero en un giro quijotesco, Shakib hará que ‘las mulas vuelen’ para atravesar las infranqueables montañas y transformar con su fe el destino de la expedición.

La tercera y última sesión de este ciclo se desarrollará el 13 d diciembre y la película elegida para esta ocasión será ‘Madres Invisibles’, de Lorenzo Benítez. En ella, Hafida es madre soltera en Tánger. Huyó de casa cuando se quedó embarazada y años después se ha convertido en educadora de salud reproductiva y sexual y vuelve a su ciudad, El Jadida, con su hijo. Los hombres de la familia rechazan su maternidad, porque el sexo fuera del matrimonio es un delito en Marruecos. La ley señala a las madres solteras como putas y a sus hijos como bastardos. Son las portadoras de los estigmas y los tabúes más profundos de la sociedad marroquí.

Según la delegada municipal de Cultura, Pepa Vela, el objetivo de esta iniciativa es “promover la diversidad cultural y el diálogo intercultural, promover la cultura como catalizador de la creatividad y como un elemento vital en las relaciones entre los pueblos”.

Share this...
Share on FacebookTweet about this on Twitter
Etiquetas:

Dejar comentario