Guerreras del Dragon Boat contra el cáncer

0
633

El equipo “X Ellas Dragoin Boat Chiclana” esta integrado por una quincena de mujeres supervivientes del cáncer de mama en su mayoría y que a través del deporte buscan prevenir y combatir las secuelas de esta enfermedad

Son unas quince mujeres, aunque no siempre puedan estar todas y su número oscila en función de los requerimientos de su enfermedad o de la fase del tratamiento.

Todas ellas cuentan con una misma o parecida historia. Son supervivientes del cáncer, la mayoría del de mama, y a través del deporte, en este caso el remo, demuestran con su esfuerzo que hay vida más allá de esta enfermedad y que son capaces de enfrentarse a las secuelas físicas y psicológicas que conlleva y buscan la forma de, paso a paso, superarlas cada día, palada a palada.

Así lo explica María Sánchez, capitana e impulsora del “X Ellas Dragon Boat BCS Chiclana”, quien destaca que esta práctica deportiva “es muy beneficiosa para combatir y prevenir el linfodema, una complicación que sufren muchas mujeres que se han sometido a una mastectomía y que se manifiesta en un hinchazón del brazo producido por la falta actividad linfática, ya que cuando nos operan nos quitan esos ganglios”. Una actividad deportiva que además, “al hacerse en equipo permite relacionarte con mujeres que han pasado lo mismo que tú y sentirse más fuerte”.

Esta práctica deportiva ayuda a combatir secuelas como el linfodema

En la actualidad este grupo de mujeres entrenan en las instalaciones del Centro Deportivo Náutico municipal del lago periurbano de “Las Albinas”, a la espera de poder competir a partir de 2020, “algo para lo que necesitamos de la existencia de patrocinadores y colaboradores para poder asistir a todas las competiciones que podamos, la primera de ellas el día 26 en Sevilla”.

Porque el Dragon Boat, en la modalidad BCS, siglas en inglés de Supervivientes del Cáncer de Mama, es una disciplina deportiva que cada vez cuenta con más adeptas en diferentes zonas de España y del resto del mundo.

Originaria de Asia y con más de 2.000 años de historia, se trata de una embarcación adornada con una cabeza de dragón en la proa y una cola del mismo animal en la popa, donde van diez remeras al ritmo que marque el «tambor» situado en la proa de la embarcación, mientras que en la popa se sitúa un timonel encargado de llevar la dirección.

En Chiclana se trata de una actividad promovida desde el club de remo Las Albinas y que contó desde el principio con la participación de María Sánchez, quien señala que “el club tenía el barco ya comprado y quería formar un equipo y yo, inspirándome en el club Triana de Sevilla, campeonas en España y subcampeonas de Europa, me comprometí con ellos a que si encontraba un número suficiente de mujeres montaría el quipo y aquí estamos desde entonces, remando, haciendo deporte y mejorando nuestras vidas”.

En este sentido, recalca que “estamos abiertas a todas las mujeres que hayan sufrido cualquier tipo de cáncer y no es necesario que tengan deseos de competir. Lo importante es hacer deporte y beneficiarse de los efectos positivos que tiene esta práctica ya que por la forma en que se utiliza el remo mejora las secuelas del cáncer, así como permite crear unos lazos con otras afectadas y ayudarse unas a otras”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here