Chiclana se queda en casa

0
242

La gran mayoría de la sociedad chiclanera ha mostrado su disposición a seguir las recomendaciones para frenar la propagación del coronavirus. Calles vacías y aplausos al anochecer en homenaje a los profesionales de la salud

Los ciudadanos de Chiclana han atendido de manera mayoritaria las recomendaciones de las autoridades contenidas en el Decreto de Estado de Alarma de reclusión en sus domicilios y limitar las salidas y desplazamientos sólo en los casos de necesidad autorizados.

Una actitud de colaboración por el bien común, frenar la expansión del coronavirus, que en la ciudad comenzó a ser evidente ya el pasado sábado, antes de que el gobierno de España decretara el Estado de Alarma.

A primeras horas del sábado comenzó el cierre de restaurantes y comercios locales

Ese día, desde primeras horas los restaurantes, bares y cafeterías tanto del centro de la ciudad como los ubicados en la zona de la costa decidieron no abrir o cerrar sus puertas una vez que los escasos clientes acaban sus consumiciones. Posteriormente, la plataforma comercial Vive Chiclana emitía un comunicado en el que indicaba que “por responsabilidad con nuestra ciudad, vecinos y clientes, proponemos el cierre temporal de la actividad comercial y hostelera de los socios y colaboradores de la entidad”. Además, insta a los todos los vecinos a que se sumen al reto Quédate En casa para ayudar a frenar las propagación del covid-19, coronavirus”.

Desde ese momento, las calles de la ciudad han permanecido prácticamente desiertas, solamente con personas que se dirigían a su trabajo a realizar alguna gestión permitida, como es el caso de la adquisición de alimentos.

Una quietud que solamente se rompe de manera regular todas las tardes, sobre las 20:00 horas, cuando los chiclaneros y chiclaneras se asoman a sus ventanas, balcones y terrazas para aplaudir y homenajear a los profesionales de la Sanidad que están en primera línea en la batalla contra esta enfermedad.

Baja presencia en las calles de ciudadanos durante los primeros días de aislamiento

Asimismo, cabe destacar que durante el jueves, el viernes y el sábado de la semana pasada, los supermercados de la localidad registraron una elevada afluencia de clientes que hacían acopio de alimentos como arroz, huevos, leche, así como otros productos imperecederos, además de papel higiénico o pañales. Unas compras que dejaron imágenes de estanterías vacías.

Una situación que, desde el pasado lunes se ha ido normalizando tras comprobarse que no existía riesgo de desabastecimiento y a las medidas adoptadas por algunas cadenas para regular tanto el acceso a sus establecimientos, sólo una persona por carro, como a limitar la presencia de público reduciendo el aforo y manteniendo así las medidas de seguridad establecidas.

Un lunes en que se inició oficialmente el Estado de Alarma previsto inicialmente para 15 días, aunque este plazo de tiempo podría aumentar en función de cómo evolucione la propagación de la pandemia, tal y como ya ha sido adelantado por distintos responsables políticos y sanitarios.

Una actitud de colaboración por parte de la sociedad chiclanera que sólo se ha visto empañada por las actuaciones de una minoría. Así, los agentes de la Policía Local ha interpuesto un total de 29 denuncias en los últimos días debido al incumplimiento del artículo 36 de la Ley 4/15, a raíz del Real Decreto de Estado de Alarma.. La más grave de estas actuaciones fue un presunto delito de atentado contra agentes de la autoridad y otro de resistencia grave del mismo individuo, que comenzó a toserle en la cara deliberadamente a uno de los agentes y agrediéndoles posteriormente, por lo que fue reducido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here