Eterno Miki

0
368

El domingo 24 de noviembre, se rendía sentido homenaje al mayor representante del surf local y pionero de este deporte en la provincia: Miguel Ángel Salmerón, más conocido como “MIKI”, que fallecía el 17 de noviembre como consecuencia de un paro cardíaco.

La ceremonia tenía lugar en la rompiente de olas descubierta por él mismo en los años 80 denominada “La Laja-Bermeja”, que ahora pasa a conocerse en el mundo del surf como “Miki Point” en su honor.

Sirva como apunte, esta carta que uno de sus compañeros de olas ha escrito, en su memoria.

Los surfistas te echaremos de menos. Tu familia, amigos, compañeros y conocidos te echarán de menos. Dejaste huella en nuestras vidas.

Yo diría que fuiste PADRE de muchos surfistas como los que estamos aquí hoy por hacernos crecer y por enseñarnos a entender los caprichos del océano y de sus vientos. Por enseñarnos que el surf también hay que vivirlo fuera del agua, con alegría, rodeado de amigos, con esa fuerza y entusiasmo que te hacían tan especial, tan grande…

Yo diría que fuiste un BUEN PADRE Y MARIDO, supiste hacer que tu familia fuese feliz, unida y que disfrutase de la vida. Criaste tres niños maravillosos. Tuviste la suerte de conocer a Maribel, una madre y mujer comprensiva y buena, que te ayudó a alcanzar vuestras metas y a hacerlo todo más fácil.

Yo diría que fuiste AMIGO de todos los que tuvimos la suerte de conocerte. De tu familia, de tus compañeros de deportes y del trabajo, que te han acompañado hasta el último momento y que han vivido tantas historias contigo… Fuiste amigo del mar, de su brisa, de sus aguas, de sus olas, de las mañanas tempraneras, de la vida sana… Fuiste amigo por compartir con nosotros los surfistas tu pasión por el deporte y millones de anécdotas con las que nos hacías reír hasta llorar. Por llevarnos en tu Renault 5 a descubrir las mejores olas cuando sólo éramos niños. Por habernos dado todo lo que tenías, por haber fundado un club de surf sólo para fomentar el deporte…

Yo diría que fuiste AMIGO al hacer que viviéramos la vida con energía, con ganas. Hacías que todo fuese tan divertido, que todo fuese una aventura, que pasaran las horas tan rápido…

Sin duda fuiste un gran PADRE, MARIDO Y AMIGO. Te doy las gracias por todo lo que nos has dejado. Lamento que nos hayamos separado en este último viaje que es la vida….Sin embargo, quedamos satisfechos por saber que la disfrutaste, que regalaste cariño y amor, que fuiste feliz, que has formado una gran familia.

Seguiremos disfrutando del surf tal y como nos enseñaste, seguiremos recordándote con tu energía y con tus ganas de vivir. Seguirás siendo para todos nosotros tan grande como tu corazón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here