Diez años… también de exposiciones temporales

0
146

A las puertas de cumplir 10 años de existencia, el Museo de Chiclana ha visto como iba creciendo el número de piezas con las que cuenta para poder ser contempladas por quienes se acerquen a vistarlo

El próximo día 28 de julio hará diez años ya desde que abriera sus puertas el Museo de Chiclana. Diez años en los que, fiel a su concepción originaria, ha ido -como entidad viva y, por tanto, dinámica que es- creciendo.

Este crecimiento se hace especialmente notable en el número de piezas expuestas con las que ahora cuenta. Piezas, que, sometiéndose al planteamiento originario del Museo -la secuenciación de las salas que recorren la Historia de Chiclana en la Exposición Permanente-, ilustran su hilo discursivo.

Por tanto, y como hemos dicho en otras ocasiones, una Exposición Permanente, que no estática. Un Museo, que no mausoleo. Pero el dinamismo del Museo de Chiclana se hace notar de manera especial -y es lógico también que así sea- en su programa de Exposiciones Temporales. Más de sesenta desde que comenzara este museo su andadura y cuyo número anual ha ido en aumento en los últimos años según han ido habilitándose nuevos espacios expositivos, pues conviene recordar que el museo contaba en su origen con sólo un espacio para las Temporales y que cuenta actualmente con cuatro.

El dinamismo del Museo se deja notar en sus exposiciones temporales

Dos espacios de estos cuatro acogen, desde el pasado 1 de julio -y hasta el 27 de septiembre-, bajo el título “MUSEO DE CHICLANA, 10 AÑOS YA”, una interesante muestra que pasa -leves guiños- revista a esa cantidad -buena y creciente- de exposiciones temporales referidas.

Y aunque no había sitio para, aun brevemente, hacerlas todas presente, sí que, de alguna manera, hemos rescatado algo de cada una de ellas para esta exposición de celebración y recuerdo. Y de ello dan fe las ciento y pico piezas reunidas, casi en collage, para la ocasión.
Algunas de estas exposiciones temporales, agrupadas bajo el nombre común de “Contextos del Museo de Chiclana”, han tratado de manera más o menos directa acerca de los contenidos mismos -épocas, acontecimientos, personajes, obras,…- de la Exposición

Un espacio museístico dedicado a la historia y a la memoria de Chiclana

Permanente a modo de ampliaciones monográficas de los mismos. Estas exposiciones nos han hecho posible localizar y adquirir -compras, donaciones, etc…- piezas que en no pocas ocasiones se han incorporado luego a la Permanente y que, en todo caso, han enriquecido siempre los fondos del Museo. Aparte éstas, otras muchas que han tenido lugar también atendiendo a fechas cultural o socialmente significadas -Día del Libro, Día de la Mujer,.. – o a efemérides – La riada, el II Centenario de García Gutiérrez o de nuestra Iglesia Mayor, o, asuntos más locales al margen, el cuarto Centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote o el centenario de Leonardo, por ejemplo. Y otras muchas, que han surgido atendiendo a sugerencias o sencillamente a nuestras posibilidades, y que nos han acercado a las más diversas áreas de nuestra cultura: a historia, la memoria, el arte, la literatura, el pensamiento, la música, el juego,… De unas Temporales y otras, trata esta nueva Exposición Temporal que las compendia y resume a lo largo de este verano.

Un Museo dedicado a nuestra Historia y a nuestra Memoria, que va teniendo ya las suyas. Propias. Ocasión para recordar. O sea, para volver a traer al presente del corazón aquellas cosas que se hicieron y que disfrutamos en su momento.
Diez años ya. Y los que vengan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here