Francisco Cabeza de Vaca

0
170

Después de casi 11 años vendiendo cupones de la ONCE en Chiclana, el pasado 10 de noviembre pudo cumplir una de sus ilusiones. Repartir un “sueldazo” de 2.000 euros al mes durante 10 años, con el número 16.857 y la serie 35

Francisco Cabeza de Vaca lleva casi once años repartiendo la suerte desde su puesto portátil de vendedor de la ONCE y a principios de este mes de noviembre dio uno de los grandes premios de este sorteo, un “sueldazo” de 2.000 euros al mes durante diez años.
“La verdad es que ha sido una alegría muy grande dar este premio porque después de tanto tiempo vendiendo los cupones ya era hora de que me tocara a mí la posibilidad de hacer feliz a una persona con la venta de un cupón con un importe importante”, señala desde uno de los lugares habituales donde trabaja, en la calle Jesús Nazareno, a la entrada del pasaje de los juzgados de Chiclana, “aunque el premio lo di por máquina en la Venta del Pino, en la segunda pista de La Barrosa, hasta donde me desplazo los domingos para trabajar”.

“Me han dicho que la ganadora se despidió de su trabajo al enterarse”

Un premio importante que según le han contado, “fue a parar a una chica que llevaba solamente una semana trabajando en una cafetería del centro y que, según me ha contado la dueña, en cuanto supo que le había tocado el sueldazo llamó para despedirse”, señala mientras atiende a la clientela habitual que diariamente se acerca hasta su puesto para comprar un cupón, esperando que la fortuna les sonría.

“La verdad es que llevando tanto tiempo en la calle se va creando una clientela habitual, fija, gente que pasa todos los días por su cupón. Algunos tienen un número fijo, otros confían en mí para que se lo elija y otros lo dejan en manos de la máquina. Cada uno tiene sus costumbres. También hay clientes más esporádicos que se acercan por la zona para alguna gestión y aprovechan para llevarse un cupón”.

Francisco Cabeza de Vaca, que los sábados también reparte suerte en la calle La Vega, asegura que su mayor sueño como vendedor sería “poder entregar un cuponazo, una serie entera y que estuviera repartido entre gente que lo necesite, eso sería estupendo y una gran satisfacción saber que le has solucionado un poco la vida a alguien”. “Lo único que espero, añade, es que no haya que esperar tanto tiempo para cumplir este deseo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here