Preparando el invierno con limpieza y atractivos turísticos

0
326

04-a-2ok

LUIS ROSSI/Chiclana
Con una estación otoñal transitoria y con cada vez menos incidencia en la climatología, según las estadísticas de los últimos años, se hace irremediable pensar en la pronta llegada del invierno. Aunque las lluvias están siendo en días muy contados, la bajada de las temperatura y la llegada del frío auguran que la estación invernal está cada vez más cerca.
Hasta diciembre no llega oficialmente, pero desde hace varios meses, se viene trabajando para preparar y programar el inicio de una temporada que suele suponer una merma en el turismo para las localidades costeras. Sin embargo, desde hace unos años, la lucha contra la estacionalidad está dando sus frutos, no sólo en la cantidad de visitantes que acuden a esta ciudad, extranjeros en su mayoría, sino también por los empresarios del sector que perciben que, para atraer a los turistas, lo principal es estar abierto. Chiclana se ha ido preparando para el invierno desde varios puntos de vista, pensando en los visitantes o en los propios vecinos.
Así las cosas, turísticamente se podría hablar de novedades, en los chiringuitos o en los hoteles que se mantienen abiertos, pero también en la apuesta cultural y de infraestructuras deportivas, para dotar de otro aliciente a los atractivos de la ciudad. No obstante, también hay una pieza fundamental que tiene que ver con la parte más residencial, es decir, la limpieza de cunetas, arroyos y canales, así como los imbornales. Algo que hace posible que las lluvias no lleguen a inundar las calles como ha ocurrido en varias ocasiones.
Desde la delegación de Turismo, Ana González, en palabras a este medio, ya dejaba claro que la “apuesta por romper la estacionalidad era importante”. “Tenemos que seguir trabajando de la mano de los empresarios”, comentaba González, porque “nosotros tenemos que poner ese marco donde ellos puedan trabajar para que repercuta en la creación de empleo”.

04-b-2

APERTURA DE HOTELES
Cabe destacar que, con la finalizaciónde la temporada estival, prolongada hasta primeros de noviembre y que ahora se da por concluida, los grandes hoteles han ido cerrando sus puertas. Sin embargo, hoteles como Barrosa Park y el Iberostar Royal Andalus permancerán abiertos durante todo el año. El próximo lunes ya estarán cerrados el Aldiana Andalusien y el Barrosa Palace, mientras que el Iberostar Andalucía Playa permanecerá abierto hasta diciembre.
Tres hoteles del Novo Sancti Petri y La Loma aprovecharán el invierno para hacer obras de mejora y renovación, según la delegada “se han solicitado tres licencias de obras correspondientes a los hoteles Tartessus, Meliá Sancti Petri e Iberostar Royal Andalus”. “Por tanto, estamos hablando de que, tanto la empresa privada como las administraciones seguimos trabajando para ofrecer un servicio de mayor calidad”, según González. A esto hay que añadirle la posibilidad celebrar congresos en los diferentes hoteles, como el que se celebrara la semana pasada en el Hotel Valentín.

NATURALEZA Y DEPORTES
De la rama genérica del turismo hay que extraer dos partes complementarias, como son el turismo de naturaleza y el deportivo. Según la delegada, en los últimos meses se ha producido el “resembrado” de las instalaciones deportivas del Novo para que, durante este invierno, varios clubes extranjeros puedan realizar sus pretemporadas. Algo que viene sucediendo en los últimos años y que pone de manifiesto el valor de la zona por su clima, pero también por sus infraestructuras.
En cuanto al turismo de naturaleza, desde hace unos meses se ha empezado a trabajar en un nuevo modelo de turismo que ofrece la ornitología y el medio ambiente como alternativas. En este sentido, ya el delegado de Medio Ambiente, Joaquín Páez explicaba que lo que se pretende es “utilizar y aprovechar la inmensa riqueza medioambiental con la que cuenta Chiclana”.
Plegadis Consultores es la empresa encargada de poner en marcha esta estrategia turística. Su responsable, Beltrán Ceballos, destaca que este turismo está en alza, incidiendo en que uno de los grandes destinos a nivel nacional es Andalucía y, dentro de la región, Cádiz. “Trabajamos en Chiclana, haciendo un análisis de la potencialidad de su patrimonio natural, que consta de las aves, de lagunas o pinares y que será el primer paso”.
El segundo paso en este proyecto será “trabajar con el tejido empresarial y de emprendedores y establecer con ellos un campo de alternativas a esas actividades complementarias al turismo de sol y playa”. Cabe destacar que en septiembre empiezan las grandes migraciones de aves y es en invierno cuando “podemos disfrutar del campo”. El interés que esto genera es lo que “ayudará a romper con esa estacionalización del turismo”, según el consultor.
El tercer paso es generar el producto y “debemos hacerlo de una forma muy horizontal. Nosotros no inventamos lo que se va a vender, ya que tenemos en cuenta lo que el empresario quiera vender, así como la demanda que existe por parte del turista”.
El turismo gastronómico y el cultural también se enfrentan a la tesitura de ofrecer unos aspectos diferenciadores a los visitantes.

05-c-2
PLAN DE CHOQUE
Se aludía con anterioridad a otro punto de vista que tiene que ver más con el aspecto de Chiclana como ciudad residencial. ¿Cómo se prepara la ciudad para la llegada del mal tiempo? El pasado fin de semana ya se pudo ver un anticipo de lo que pueden ser unos meses donde la lluvia sea la protagonista. Es cierto que en la ciudad no se recogió mucha agua pero, en otras localidades de la provincia, ha supuesto un importante problema para sus vecinos.
Con la experiencia de años atrás, y con la mente siempre puesta en la famosa riada de 1965, la empresa municipal Chiclana Natural lleva unos meses realizando planes de choque de limpieza. Sin ir más lejos, la última ha tenido como objetivo mejorar el estado de limpieza y ornato de zonas públicas de barriadas, caminos extraurbanos y zonas urbanas fuera del ámbito de prestación de los servicios ordinarios de limpieza.
Se ha prestado especial atención a barriadas y zonas urbanas del extrarradio que en un primer plan, con una inversión de 111.161 euros, no pudieron ser abordadas. Para hacer frente a la misma, Chiclana Natural destinó 99.841 euros, en la segunda fase de la actuación.
Así Chiclana se prepara para la llegada del invierno, por un lado preparando sus calles con el objetivo de que no le coja de imprevisto la climatología desfavorable y, por otro, intentando aprovechar al máximo los recursos de lo que se dispone en materia turística.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here