La historia de un club que nunca se olvida

0
282

14a

C.REYES/Chiclana

Chiclana es sede de muchos encuentros deportivos y un destino elegido por equipos de fútbol, tanto nacionales como internacionales, para entrenar o pasar sus vacaciones. Pero el fútbol no es el único deporte que se practica en el municipio, el atletismo, la gimnasia, el baloncesto o, incluso, el béisbol, también tienen cabida en esta zona del sur.

Es el béisbol, quizás, el menos conocido para muchos en Chiclana, sin embargo, cuenta con “sus seguidores”, como indica el fundador y expresidente del Club de béisbol Los Osos de Chiclana, Francisco Rodríguez.

Y es que, Rodríguez dio a conocer esta disciplina en la ciudad en 1989, cuando los niños jugaban en las calles con una pelota y un palo. Él había sido jugador, árbitro y llegó a obtener la licencia para entrenar, aunque más tarde volvería a arbitrar, cosa que hace en la actualidad. El interés por este deporte estaba patente. Tanto es así que en 1990 funda el Club y comienza a participar en ligas de Andalucía y campeonatos de España. Incluso jugadores de Chiclana llegaron a fichar por otros clubes y han llegado a ser grandes profesionales. Aun así, Rodríguez recuerda que no todo ha sido fácil para este deporte ya que los problemas de financiación han estado siempre presentes.

El gestor comenzó a enseñar a más de 30 niños a batear y las tácticas del juego en el CEIP Tierno Galván, ya que contó con el apoyo de la Asociación de Padres del colegio aunque, posteriormente, el Ayuntamiento de Chiclana le cedería unos terrenos en La Longuera en los que disputarían partidos y diferentes torneos. Así, el primer Trofeo Ciudad de Chiclana de Béisbol tuvo lugar en este lugar con un rotundo éxito. Por primera vez en Chiclana se concentraron los equipos de mayor relevancia en el ámbito andaluz para deleitar al publico asistente. De este modo, el béisbol comenzaba a tener gran aceptación entre los jóvenes chiclaneros, ya que “es un deporte tranquilo donde se valora la habilidad”.

Un tiempo después comenzaron a entrenar en la zona anexa al velódromo municipal, aunque también se quedarían si estas instalaciones. De este modo, el proyecto de construcción de un nuevo campo de fútbol en esa misma zona dejó a los jugadores de béisbol sin poder entrenar, lo que les perjudicaría en posteriores encuentros. “No tuvimos un campo en dos años”, recuerda el expresidente del club. Años después terminarían entrenando en el campo municipal de béisbol en el que entrenan hoy, y en el que, el pasado domingo, disputaron un torneo dentro de las actividades que se realizaron en el Sport Weekend.

En cuanto a la afición a este deporte, Rodríguez señala que “el béisbol tiene altibajos, no es como el fútbol, que se mantiene”. No obstante, hoy Los Osos siguen muy vivos bajo la presidencia de Chari García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here