La magia de J.K. Rowling llega a Chiclana a través del Quidditch

0
627

quidd

C.REYES/Chiclana

Ganas de divertirse y hacer deporte es lo que caracteriza a este particular juego que muchos conocerán por las películas y libros de Harry Potter. Hablamos del quidditch, un deporte que, como dice el capitán del equipo de de Chiclana, Francisco Díaz, “no es necesario ser fan de la saga para poder incorporarte al equipo y jugar con nosotros”.

Es complicado imaginar un partido de quidditch sin escobas voladoras pero, salvando este detalle, han conseguido hacerlo de una manera más terrenal, dando mayor protagonismo a la velocidad y a otras cualidades de sus jugadores. Un requisito fundamental es llevar un tubo de PVC entre las piernas, aunque en EE.UU., más fieles a los libros de J.K.Rowling, sí utilizan escobas, algunas similares a las de los alumnos de Hogwarts. Además, los tres aros son también fundamentales ya que funcionan como porterías.

Aunque existen discrepancias acerca de cómo denominarlo, si ‘juego’ o ‘deporte’, se trata de una actividad que cada vez cuenta con más adeptos, siendo este año la primera vez que se ha disputado la Copa de España. “También se juega la Copa del Mundo, donde van los mejores, la Europea y otros torneos  inferiores”, destaca. Además, existe un reglamento  oficial que ya ha pasado por nueve versiones. “Yo ya conocía la existencia de este deporte pero no ha sido hasta este año cuando lo hemos puesto en marcha”, señala el capitán del Grindylows Chiclana. “Teníamos ganas de hacer algo diferente, así conocemos gente, nuevos lugares y nos divertimos. El quidditch tiene un poco de rugby y de balonmano”, comenta el capitán. De momento, el equipo chiclanero entrena en el parque que hay junto a la Box, ya que actualmente son sólo 10  personas las que forman el equipo y están en búsqueda de más jugadores para poder entrenar y disputar partidos completos en los entrenamientos.  El próximo sábado disputarán su primer partido oficial en Jerez. “Allí nos enfrentaremos con los equipos de Málaga, Sevilla, Granada y Jerez”, apunta Díaz.

De este modo, la magia de Potter sigue viva a través de este singular deporte que continúa reuniendo a numerosos seguidores en búsqueda de nuevas aventuras.

La habilidad decide cada posición

Para jugar al quidditch es necesario disponer de siete jugadores. El guardián, encargado de defender los aros, los golpeadores, que intentan derribar a los contrincantes, los cazadores, encargados de anotar los puntos a través de los aros y el buscador, quien tiene que atrapar la snitch (en este caso una pelota de tenis). Desde su creación, el quidditch ha buscado igualdad en el campo en términos de género por lo que es necesario que haya dos jugadores de un género distinto al mayoritario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here