La recepción y las contestaciones de las alegaciones a la Ordenanza del IBI tienen un coste de casi 20.000 euros

0
128

REDACCIÓN/Chiclana

La recepción y las contestaciones de las alegaciones a las ordenanzas del IBI han supuesto para el Ayuntamiento un coste de casi 20.000 euros. Así lo ha explicado el delegado municipal de Hacienda, Joaquín Guerrero Bey, que ha destacado que “la contestación a dichas alegaciones da pie a que se inicie un trámite administrativo que va desde la intervención del personal municipal, hasta el envío efectivo por correo de dichas contestaciones. Esto supone un alto coste en dicha actuación, que fácilmente podría haberse evitado si en lugar de presentar 3.000 alegaciones iguales, se hubiera presentado una sola firmada por quienes hubiesen querido secundar dicha acción. Así, nos hubiésemos ahorrado 20.000 euros, que tanta falta nos hace a todos los chiclaneros y sobre todo, a los que peor lo están pasando”.

Además, Guerrero ha dejado claro que “entendemos que todo el mundo tiene derecho a alegar y la libertad para hacerlo ante las decisiones del equipos de Gobierno, y es algo que entendemos y respetamos. Lo que no entendemos es por qué el PP, sabiendo que se podía presentar una sola alegación, hace una campaña para presentar más de 3.000 y hacer que gastemos casi 20.000 euros en todas ellas”.

Ante tal despilfarro, el delegado de Hacienda ha anunciado que al próximo Pleno “llevamos una modificación de créditos para poder dar algo de liquidez a Servicios Sociales de este Ayuntamiento y poder atender a tantas familias necesitadas de ayuda. Y da mucha pena ver en que nos han obligado a emplear el dinero de los más necesitados”. Así pues, el edil ha hecho hincapié en que son este tipo de acciones “las que debemos evitar, porque el PP es consciente del coste que conlleva”.

Guerrero ha recordado que “en el Pleno del pasado mes de julio se presentó una modificación de la ordenanza de IBI y de basura con el único motivo de poder enderezar las maltrechas cuentas que ha dejado el PP en sus cuatro años de gobierno, porque después de haber cogido un Ayuntamiento con superávit lo ha dejado con un agujero que ha provocado nuestra ruina económica”. Además, el edil ha recalcado que “ese es el nefasto resultado de los cuatro años del PP al frente de nuestro Ayuntamiento: que terminamos 2015 con una falta en nuestra tesorería de 11,5 millones de euros, (2.000 millones de pesetas) para cuadrar nuestras cuentas”.

Ante esa circunstancia, “nos hemos visto en la obligación de tener que subir un 19% el IBI, porque es imposible salir del pozo en que nos ha dejado el PP con los ingresos que ahora tenemos”, ha puesto de manifiesto Guerrero Bey, que también ha incidido en que “nos hemos visto en la obligación de tener que hacer un Plan de Saneamiento y Económico-Financiero a tres años, para intentar solucionar la delicadísima situación económica heredada. Recientemente la Junta de Andalucía ha visto aceptable dicho Plan de Saneamiento y nos lo ha aprobado íntegramente en todas sus medidas, aun a pesar de que el PP trató de que no saliera adelante interponiendo un recurso de reposición, que finalmente nuestros técnicos no lo han llegado a admitir”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here